Hallan dos cadáveres en el pantano de Susqueda, donde buscaban a dos jóvenes

Los Mossos, durante una de las jornadas de búsqueda en el pantano. / Efe

Los Mossos d'Esquadra buscaban en esta zona a Marc H. L., de 23 años y vecino de Arenys de Munt, y a Paula M. P., de 21 años y vecina de Cabrils

EFEBarcelona

Los Mossos d'Esquadra han localizado los cadáveres de un hombre y una mujer, todavía sin identificar, en el interior del pantano de Susqueda, en una zona donde buscaban a los dos jóvenes de la comarca del Maresme (Barcelona) desaparecidos desde el pasado 24 de agosto.

Según ha informado hoy la policía catalana, la Unidad Acuática de los Mossos d'Esquadra ha localizado dos cadáveres en el interior del pantano de Susqueda y ahora se han iniciado los protocolos de trabajo para identificarles.

Los Mossos d'Esquadra buscaban en esta zona a Marc H. L., de 23 años y vecino de Arenys de Munt (Barcelona), y Paula M. P., de 21 años y vecina de Cabrils (Barcelona), tras su desaparición el pasado 24 de agosto. La policía catalana está pendiente de los trabajos de identificación de los cadáveres para confirmar que se trate de los dos jóvenes desaparecidos, que iban en un coche que fue localizado hundido en el interior del pantano en agosto pasado.

Los jóvenes, que estaban de vacaciones, tenían previsto visitar Tamariu, en Palafrugell (Girona) y el Montseny y hacer una excursión en un kayak, propiedad del chico, por el pantano de Susqueda. El kayak inflable del joven con el que, al parecer, pretendían hacer una excursión apareció en el agua -en una zona próxima a la que se encontró el coche, el llamado coll Palomera- medio desinflado.

A pesar de que los jóvenes salieron a hacer su ruta el jueves, no fue hasta la tarde del sábado cuando sus familiares, extrañados por no tener noticias de ellos, pusieron la denuncia en la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) de Premià de Mar. El coche de la pareja de jóvenes desaparecidos hallado hundido en el pantano de Susqueda "no cayó por accidente", sino porque "alguien lo empujó", según desveló en agosto el conseller de Interior, Joaquim Forn.

"La evidencia más grande es que el coche no cayó por accidente, que el coche fue a parar al pantano porque alguien lo empujó, alguien lo llevó. Esta es la mayor evidencia que tenemos", aseguró el conseller. Los agentes también localizaron una nota con anotaciones, aunque se ha determinado que no era ni de despedida ni expresaba una intención de suicidio, sino que sólo incluía reflexiones de la chica, según fuentes de la investigación.

Fotos

Vídeos