Arrestado un vecino de Pamplona que alquilaba fraudulentamente balcones para ver los encierros

Turistas sacan fotos del encierro desde un balcón. / AP

Cobró a un extranjero 500 euros a través de una web y cuando se presentó en la casa nadie la abrió la puerta

Un irlandés que reside en Pamplona ha sido acusado de alquilar fraudulentamente balcones para ver los encierros de San Fermín y haber cobrado indebidamente 3.000 euros. Los hechos conocieron a raíz de la denuncia de un extranjero, que relató que en enero había pagado 500 euros a través de una página web para poder ver dos encierros desde un balcón de un primer piso de la calle Estafeta. En julio, cuando se presentó en el inmueble con su mujer, nadie le abrió y una vecina le informó de que se trataba de un fraude, ya que varios turistas extranjeros más se habían presentado en el portal los días previos por el mismo motivo. Al saberse timado, esta persona puso una denuncia en la Oficina de Atención al Ciudadano de la Plaza del Castillo.

A raíz de este caso se abrió una investigación y agentes de la Policía Foral, adscritos al Grupo de Delitos Informáticos, lograron identificar al presunto autor del fraude. Se trata de un vecino de Pamplona de 51 años y nacido en Irlanda, que habría cometido hasta diez estafas al alquilar supuestamente balcones a los que luego los que habían abonado el pago no podían acceder. Además, el acusado también ofrecía entradas para ver las corridas de toros, sin que se presentara a las citas para entregarlas y tras haberlas cobrado previamente.

Rastro por internet

La identificación del estafador fue posible tras seguirle los policías forales su rastro por Internet. La Policía investigó en la página web donde se hacían los pagos y así pudo llegar a su dominio y titular, que fue finalmente identificado al coincidir con su perfil en Facebook. Se han constatado al menos diez denuncias, todas ellas de víctimas extranjeras y procedentes de países como Irlanda, India, Australia, Singapur, Corea, Francia, Sudáfrica o China, lo que ha dificultado la investigación.

Según ha informado la Policía Foral, el total de dinero estafado ascendería a 3.000 euros, sumadas las cantidades entregadas por el alquiler de los balcones y de las entradas. Los agentes no descartan que haya más víctimas.

Las diligencias propias del atestado se han remitido al Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona, donde deberá personarse en citación judicial.

Fotos

Vídeos