Diario Vasco

«Estamos muy preocupados, pendientes de que la Ertzaintza nos llame cuanto antes»

Yaiza, en una imagen reciente.
Yaiza, en una imagen reciente.
  • La tía de Yaiza, la menor de 13 años desaparecida ayer en Santutxu tras dejar una carta, asegura que la familia está «sufriendo mucho», pero confía en que aparezca pronto «sana y salva»

La preocupación puede palparse en el bar Chiviri de Sagarminaga, en Santutxu, después de que Yaiza, una menor de 13 años, desapareciera este lunes a las 11 horas tras dejar una nota en la que comunicaba a sus padres que se marchaba de casa harta de los «castigos» que estos le imponen. El local es regentado por su padre, Joseba, y su tía, Yolanda, que esta mañana ha atendido a este periódico al otro lado de la barra con una evidente incertidumbre sobre el paradero de su sobrina. Las lagrimas en sus ojos y el tono flojo al abordar el tema dan buena cuenta del sufrimiento que desde ayer padece la familia. «No sabemos qué ha podido pasar. La Ertzaintza ha establecido los protocolos de actuación y estamos pendientes de que nos llamen cuanto antes para comunicarnos que ha aparecido y que está bien. Estamos muy inquietos». La joven, cuyos progenitores están separados, vive en Gallarta con su madre, pero según informa su familiar «viene casi todos los fines de semana a estar con nosotros».

En la zona muchos vecinos se desayunaban con la «inquietante» noticia. Mientras algunos admitían no conocer a la joven, otros comerciantes aseguraban haberle visto en los últimos días. «El otro día bajaba con su padre hacia el bar. Todo parecía muy normal. Será una chiquillada, pero lo importante es que aparezca cuanto antes», aseguraba la dueña de una de las tabernas de la zona. Algunos de los clientes, sin embargo, aseguraban no conocer a esta joven de 1,72 metros y complexión delgada. «No la he visto en mi vida. No me suena de nada. Hemos oído que estaba hablando por teléfono con una amiga y que cuando su padre le ha llamado ella le ha colgado el teléfono, aunque probablemente sean solo habladurías. Ya sabes, la gente es muy cotilla. De todas formas, cuando todo esto se solucione tendrán que hablar con ella porque una huida así no es normal».

En cuanto a las informaciones que aseguran que la niña podría haberse marchado con un joven de 23 años, los vecinos de la zona se muestran cautos. «No tengo ni idea. No es una chica a la que veamos mucho por aquí y no conocemos a sus amigos ni sabemos mucho de su vida», reconocían. «Lo único importante ahora es que Yaiza aparezca pronto y que todo esto se quede en un susto», zanjaban.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate