Diario Vasco

La madre de la niña agredida en Palma: «Le dieron patadas, le cogieron de los pelos y le golpearon contra el suelo»

  • La pequeña de 8 años tuvo que ser hospitalizada por desprendimiento de riñón, una fisura de costilla, un traumatismo craneal y diversas contusiones como consecuencia de la brutal paliza

  • Según ha denunciado, no había ningún docente en el patio cuando ocurrieron los hechos

Maribel, la madre de la niña de ocho años que fue brutalmente apaleada en su colegio de Palma de Mallorca por doce escolares, ha solicitado esta mañana ante la Fiscalía una orden de alejamiento para sus agresores, que «acuden a clase con normalidad mientras mi hija no quiere volver porque está aterrorizada, tiene pesadillas. No es justo», ha lamentado, visiblemente afectada. A la salida del encuentro con el fiscal de menores, que le ha recordado que los chavales son «inimputables» por su edad, la mujer ha denunciado que «en el colegio se han portado muy mal con nosotros» mientras los padres de los acusados «solo me han llamado para amenazarme y quitarme la culpa», sostiene.

La madre ha relatado el espeluznante episodio de violencia que sufrió su hija en el patio, por querer arrebatar la pelota a unos niños «mayores que ella. Eran mucho más grandes, le dieron patadas, se subieron encima de ella, la cogieron de los pelos y la golpearon contra el suelo. Nadie se merece lo que ha pasado pero menos ella, tan pequeña, tan indefensa...», se dolía la mujer. La niña tuvo que ser hospitalizada por desprendimiento de riñón, una fisura de costilla, un traumatismo craneal y diversas contusiones como consecuencia de la brutal paliza. Según ha denunciado, no había ningún docente en el patio cuando ocurrieron los hechos.

Maribel ha asegurado que, tras la agresión, la niña volvió a clase y se lo dijo a su tutora, que restó importancia a lo sucedido. «Le dijo que esperara porque iba a contar un cuento». Después, la profesora le propuso que escribirse los nombres de los agresores y fuese a buscarlos por las aulas. «Ni un profesor la acompañó, la dejaron sola», asegura la mujer, que no fue avisada por los responsables del colegio de lo ocurrido en el patio. «Nos sentimos desprotegidos por la dirección del centro, se han portado fatal».

Educación apela a la «calma»

Precisamente, varias plataformas ciudadanas han entregado hoy en la Conselleria de Educación más de 4.000 firmas exigiendo la «dimisión inmediata» de los responsables de la escuela y para reclamar que «se pongan todos los medios para que esto nunca más vuelva a suceder». El conseller Martí March, en cambio, ha apelado a la «prudencia» y a la «tranquilidad», a la espera de que se conozca el informe que está elaborando Inspección educativa sobre el caso, y que podría estar concluido esta misma semana. «Necesitamos tener información completa y contrastada» para poder tomar las decisiones oportunas «con la máxima justicia y objetividad», reiteró.

El conseller ha asegurado, frente a la versión de la madre, que en el momento de la agresión «había en el patio del centro escolar dos profesores vigilando». March también ha confirmado que los presuntos agresores son todos menores de 12 años, por lo que «no tienen responsabilidad penal». Aún así, ha insistido en que «se deberán tomar decisiones cuando tengamos toda la información».

El conseller ha aclarado que ha estado desde el primer momento en contacto directo con la familia. «He hablado personalmente con la familia y también por teléfono, básicamente con el padre y la madre de la niña», ha explicado. Asimismo, March ha indicado que también ha hablado personalmente con la dirección del centro Amselm Turneda, de Son Roca, a quien le ha expresado su apoyo al equipo directivo del colegio «porque realmente está trabajando en unas condiciones difíciles en una barriada complicada y, por tanto, hay que poner en valor lo que estaba haciendo».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate