Diario Vasco

Alertan de nueva remesa de intentos de secuestros virtuales

  • La Guardia Civil advierte del peligro de las llamadas en las que se pide dinero a cambio de liberar a un familiar supuestamente secuestado, amenazando con matarle si no se ingresa rápido el dinero

La Guardia Civil de Madrid ha alertado este miércoles de una nueva remesa de intentos de estafa mediante llamadas en las que se pide dinero a cambio de liberar a un familiar supuestamente secuestrado, amenazando con matarle si no se ingresa rápido el dinero.

Fuentes de la Comandancia de Madrid han confirmado que en la última semana se han denunciado una docena de casos, la mayoría en Majadahonda, lo que supone una nueva oleada de intentos de estafa tras la que ya se registró al principio del verano.

Todos los casos de los últimos días se han quedado por suerte en tentativas, según las fuentes, que detallan que en uno de ellos una mujer estuvo a punto de pagar varios cientos de euros a los supuestos secuestradores.

Los investigadores sospechan que se trata de la misma banda que a principios de año protagonizó cientos de llamadas similares desde números de suramérica, ya que el "modus operandi" es el mismo.

En la mayoría de los casos llaman por la tarde y a personas mayores, intimidando a las víctimas desde el primer momento, asegurándoles que tienen secuestrado a un familiar y que, si no van inmediatamente a un locutorio a enviar el dinero que les digan, le matarán. Piden desde pocos cientos de euros hasta 10.000. Para dar credibilidad al falso secuestro imitan la voz de la persona que supuestamente está retenida y simulan que grita pidiendo ayuda.

Ya el pasado 1 de julio la Guardia Civil ofreció un decálogo de consejos sobre cómo actuar para evitar ser víctimas de estas llamadas telefónicas extorsivas, tras detectarse un incremento de casos en junio, sobre todo en Madrid y Valencia.

Llamadas desde Chile

El instituto armado explicó entonces que las llamadas se hacían generalmente desde Chile y durante las vacaciones estivales, en las que es bastante frecuente que una persona pueda no responder a su teléfono o no estar localizada durante algún tiempo.

"Mantener la serenidad es fundamental", explicó el capitán de la Guardia Civil Álvaro Montero, del Equipo de Secuestros y Extorsiones, que subrayó que ser víctima de un secuestro real en España es "muy improbable".

Una vez atendida la llamada, la Guardia Civil aconseja dejar hablar al interlocutor, grabar si es posible esa conversación y no facilitar nunca ningún dato del familiar supuestamente retenido, sino todo lo contrario, preguntar al que intenta extorsionarte que sea él el que te diga alguna característica del "secuestrado".

En paralelo "lo ideal" es intentar localizar a nuestro familiar y nunca pagar el rescate solicitado ni por transferencia bancaria, ni a través de empresas de envío de dinero, y no dudar en cortar la comunicación si lo deseamos.

Si mantenemos hasta el final la conversación, escribir inmediatamente todo lo que recuerde el afectado y denunciar los hechos. Estos diez consejos están colgados en carteles en todos los cuarteles de la Guardia Civil, y en las cuentas de Twitter y Facebook de la Guardia Civil.