Aumentan en 246 las mujeres víctimas más de maltrato o abusos sexuales en Euskadi

Aumentan en 246 las mujeres víctimas más de maltrato o abusos sexuales en Euskadi

Gipuzkoa cerró el pasado año con una tasa de 49,2 delitos por cada mil habitantes y el número de casos se mantuvo prácticamente estable

EFEVitoria

Las mujeres vascas que sufrieron violencia machista por parte de su pareja o expareja, violencia intrafamiliar o delitos contra la libertad sexual aumentaron un 6,5 % el año pasado, 246 más que en 2016, hasta llegar a las 4.020. Este es uno de los datos aportados este miércoles por la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, en una comparecencia en el Parlamento Vasco para presentar la memoria sobre la delincuencia en Euskadi correspondiente a 2017.

La consejera ha precisado que las denuncias presentadas por violencia ejercida por la pareja o expareja subieron un 4,45 % (3.758 casos), las relativas a violencia intrafamiliar un 8 % (929) y los delitos contra la libertad sexual, que abarcan tocamientos, abusos y violaciones, entre otras conductas, un 32,7 % (312).

En total, el número de denuncias de este tipo de delitos creció un 6,5 %, la misma proporción en la que aumentaron las mujeres víctimas, aunque en términos absolutos las denuncias fueron más (4.999) porque algunas mujeres presentaron varias.

Estas cifras se refieren a los datos recogidos por la Ertzaintza, parte de los cuales ya se dieron a conocer en enero, aunque la memoria presentada este miércoles por la consejera incluye por primera vez datos de las policías locales de catorce localidades con más de 25.000 habitantes.

En total se contabilizaron en Euskadi 107.957 infracciones penales el año pasado, 1.555 más, lo que supone un aumento del 1,46 %

El documento refleja por tanto "con mayor precisión" el "mapa geocriminal" de Euskadi, que sumado los datos de todos estos cuerpos policiales tiene una tasa de 49,2 delitos por cada mil habitantes, una cifra ligeramente superior al 48,6 del año pasado. Álava cerró 2017 con la tasa de infracciones penales más alta (57,3), seguida de Bizkaia, con 51,9, y de Gizpuzkoa, con 41,1.

En total se contabilizaron en Euskadi 107.957 infracciones penales el año pasado, 1.555 más, lo que supone un aumento del 1,46 %. En Gipuzkoa el número de delitos se mantuvo prácticamente estable (-0,08 %), mientras que aumentaron tanto en Bizkaia (+1 %) y como en Álava (+5,1 %).

Los delitos subieron en las tres capitales: 557 más en Bilbao, que contabilizó un total de 25.036; 550 más en San Sebastián hasta los 14.979, y 195 en Vitoria, donde hubo 11.863 denuncias.

En el conjunto de Euskadi bajaron los homicidios de 6 a 4 y todos fueron esclarecidos y sus responsables puestos a disposición judicial. Los robos e intimidación descendieron un 7,8 %, como también hicieron los robos en vivienda (-2,5 %) y los robos en otros lugares (-2,6 %).

Subieron por el contrario los malos tratos habituales y no habituales (+4,3 %), las lesiones (+8,4 %) y las agresiones sexuales un 30 %, al pasar de 140 a 182 casos.

En cuanto a los ciberdelitos -que solo investiga la Ertzaintza y no las policías locales-, se contabilizaron 9.217, un 18,5 % más, y de ellos, nueve de cada diez fueron estafas relacionadas con fraudes con tarjeta de crédito, cargos irregulares en cuentas bancarias y compras por internet.

Dentro de los ciberdelitos, la consejera ha citado los que suponen un "especial vulnerabilidad" de las víctimas y una mayor "alarma social": 34 contra la libertad sexual, 8 por trato degradante (que incluyen acoso escolar) y 28 por malos tratos en el ámbito familiar.

En 2017 hubo además 129 delitos de odio, 5 mas que el año anterior: 71 por racismo, 32 por orientación o identidad sexual,16 por ideología, 7 por religión, 2 por discapacidad y 1 por aporofobia.

Beltrán de Heredia ha reconocido que hay delitos que no se denuncian y que ello constituyen "un poco negro" en el que hay que trabajar. No obstante, ha considerado la sociedad vasca "cada vez está más concienciada" como demuestra el aumento de las denuncias por delitos de carácter sexista.

Ha sostenido que "Euskadi es un país razonablemente seguro" y que es una "utopía" pensar que la delincuencia se puede erradicar por completo, aunque su Departamento "no se conforma" y trabaja para mejorar estas cifras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos