Solo 1,1 de los 31 millones en pagos indebidos en la RGI fue por fraude

DV SAN SEBASTIÁN.

Sólo 1,1 de los 31 millones considerados por Lanbide como cobros indebidos de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) en 2016 se debieron a actuaciones fraudulentas por parte de los beneficiarios, relacionadas con ocultación de datos de ingresos, de patrimonio o situación socioeconómica, familiar y laboral.

Según los datos aportados por el Departamento de Empleo y Políticas Sociales, de los 31 millones indebidamente percibidos en 2016 ya se han recuperado 28,9. En cuanto a las causas de estos cobros, el pasado año el Servicio Vasco de Empleo encontró fraude en el cobro de 1,1 millones de los 31 detectados, casi un millón menos que en 2015. Esta cantidad está relacionada con 1.255 actuaciones irregulares que tuvieron su origen en la ocultación de datos de ingresos o de patrimonio, entre otras causas.

Fotos

Vídeos