Solo el 15% de los abusos sexuales a menores se denuncian

En su informe 'Ojos que no quieren ver', Save The Children denuncia los fallos en el sistema de prevención, detección y protección de estas víctimas vulnerables

Arantxa Aldaz
ARANTXA ALDAZ

Siguen siendo víctimas invisibles, porque las miran «ojos que no quieren ver». Niños y niñas menores de edad que sufren una de las peores formas de violencia contra la infancia: los abusos sexuales. Se estima que entre un 10 y un 20% de la población menor de edad ha sufrido algún episodio en su vida, pero solo sale a la luz el 15% de casos. Y de ellos, en torno al 70% de los que entran en fase judicial, no llegan al juicio oral porque se archivan por falta de pruebas. El silencio se apodera también en los colegios. Solo un 15% de los centros donde un niño o una niña han contado haber sido víctimas de abusos sexuales lo han puesto en conocimiento de las autoridades.

Son algunos de los datos que pone sobre la mesa la ONG en el informe «Ojos que no quieren ver», presentado hoy en Madrid. La entidad denuncia los fallos que se producen en el conjunto de las Administraciones públicas a la hora de prevenir, detectar y proteger a estas víctimas. Reclama medidas, como una mayor formación entre los profesionales que trabajan con menores, y la aprobación de una Ley integral contra la violencia infantil.

Testimonio grabado

A la Justicia le pide «ser más amigable con la infancia», para por ejemplo evitar lo que se llama la revictimización de los menores en el proceso judicial, en el que pueden tener que contar su testimonio hasta cuatro veces, con el sufrimiento que conlleva repetir el relato. Por eso solicitan que se los tribunales acepten el testimonio grabado de la víctima, con la garantía de estar apoyado por un profesional. «Es importante que solo tengan que declarar una vez, creando una prueba preconstituida», han subrayado desde la organización.

Un proceso judicial más rápido y fácil eliminaría barreras que hacen que todavía los casos que llegan hasta los juzgados sean pocos. En el caso de Euskadi, es la comunidad autónoma con menos procedimiento abiertos por abusos sexuales a menores: 3,3 casos por cada 100.000 habitantes.

Fotos

Vídeos