Los videojuegos de acción pueden ayudar a los niños con dislexia

Los videojuegos de acción pueden ayudar a los niños con dislexia

Un estudio realizado por el BCBL de San Sebastián y publicado en la revista Scientific Reports revela que estos juegos mejoran la atención visual y la capacidad lectora, dos de los déficits que padecen las personas con dislexia

EFE

Un estudio realizado por el Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL) de San Sebastián ha revelado que los videojuegos de acción despiertan una mayor capacidad de atención visual y lectora ante situaciones difíciles, unos estímulos que pueden servir para combatir la dislexia.

La investigación ha sido elaborada junto con la Universidad de Grenoble Alpes (Francia) y ha sido publicada en la revista Scientific, ha informado el BCBL en un comunicado.

Las propiedades de los videojuegos de acción para mejorar la atención visual y los procesos de aprendizaje eran conocidos por los investigadores desde hace tiempo pero no se habían analizado los "beneficios concretos que se podrían derivar de esa forma de entretenimiento", indica el comunicado.

El estudio se ha centrado en la idea de que los videojuegos de acción pueden incrementar la atención visual y lectora y que estos estímulos pueden servir para combatir la dislexia, una alteración de la capacidad lectora que provoca cambios en el orden de las palabras y afecta alrededor del 10 % de la población.

El objetivo final de la investigación es crear un nuevo software ameno y divertido para combatir y tratar la dislexia

Para ello se ha llevado a cabo un ensayo en el que ha participado un grupo de 36 personas sin problemas de dislexia ni de lectura, de los cuales 19 eran jugadores habituales de videojuegos de acción.

En primer lugar mostraron a los participantes una fila de seis consonantes diferentes durante 200 milisegundos para comprobar cuántas letras eran capaces de procesar. Posteriormente, sustituyeron una de las letras por un punto para saber si eran capaces de identificar la que estaba en ese lugar.

Una segunda prueba consistió en la lectura de términos pronunciables pero carentes de sentido que se mostraban durante 60 milisegundos.

Los resultados del experimento reflejaron que los jugadores de videojuegos resolvieron mejor ambas pruebas lo que evidencia, según los autores del estudio, que tienen "mejor atención visual y capacidad lectora".

El objetivo final de la investigación es utilizar los elementos de los videojuegos que producen esos estímulos y aplicarlos a un nuevo software que ayude a las personas con dislexia.

Obligan a mantenerse atento

Según explica la investigadora del BCBL Alexia Antzaka, "no todos los videojuegos ofrecen beneficios en el ámbito de la atención visual" ya que los de fútbol o baloncesto, por ejemplo, "son rápidos pero carecen de elementos de sorpresa".

Sin embargo, los de acción son "impredecibles y obligan a la persona a mantenerse siempre atenta y a reaccionar con rapidez".

El problema reside en que, a menudo, estos juegos incluyen situaciones violentas poco pedagógicas por lo que el objetivo es extraer de ellos los componentes y elementos que mejoran la atención visual para crear un nuevo software "ameno y divertido", un cometido en el que ya trabaja la Universidad de Grenoble.

Las aplicaciones utilizadas con los niños disléxicos son de carácter educativo por lo que los menores los asocian al aburrimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos