Diario Vasco

video

Las instalaciones de este peculiar centro deportivo no tienen ni espejos ni relojes. / Virginia Carrasco (Colpisa)

Reto 48, el tres en uno del fitness

  • en forma

  • Se trata de uno de los métodos más novedosos para ponerse en forma, un centro deportivo que combina entrenamiento funcional de alta quema calórica, asesoría nutricional deportiva y diferentes sesiones de estética

Raúl y Martín se han retrasado apenas un par de minutos, suficiente para que no le salga gratis su falta de puntualidad. Llegar tarde tiene su particular peaje. Toca subir y bajar un buen y empinado tramo de escaleras y hay que hacerlo más de una vez: «Obviamente no es ningún castigo. De hecho ellos lo hacen con una sonrisa. Aquí estamos para pasarlo bien. Simplemente queremos que empiecen la clase con energía, y cualquier excusa es buena para exprimir el entrenamiento del principio al final. Queremos sacar lo mejor de cada uno de ellos», explica Gonzalo, «coach» de Reto 48, uno de los métodos de entrenamiento más novedosos en el mundo del fitness.

«Esto no es gimnasio ni tampoco el típico programa físico aburrido y rutinario. Reto 48 es un centro deportivo que combina entrenamiento funcional de alta quema calórica, asesoría nutricional deportiva y distintas sesiones de estética. El objetivo es sudar y divertirse mucho durante ocho semanas para lograr unos resultados físicos acordes a lo que busca cada persona, a la vez que les enseñamos a alimentarse correcta y saludablemente, y apoyamos ambos objetivos con distintos tratamientos de ‘body technology’ que ayuden a alcanzar sus metas», detalla Sara Álvarez, la creadora de Reto 48 junto a su marido Jorge Facha y Luis Alfonso de Borbón: «Disciplina, compromiso y trabajo en equipo son nuestros ideales. Solo llevamos seis meses en España (tienen el centro en la popular calle Velázquez de Madrid) y ya han pasado por aquí alrededor de 400 personas y algunas de ellas se han enganchado tanto que hasta han repetido. Está demostrado que con 48 días de entrenamiento un ser humano ya genera un hábito deportivo que le reportará muchos beneficios en su día a día y en su vida», revela a Salud Revista.es el aristócrata.

Son muchos los beneficios de Reto 48. La reducción de peso y grasa corporal, el aumento de la capacidad pulmonar y condición física, el aumento de la masa muscular y tonificación de la misma, la mejora en el trabajo en equipo, el incremento de habilidades como la competencia y el liderazgo o el fortalecimiento del autoestima y la capacidad mental. Es un cambio de estilo de vida total: «Son 48 días de entrenamiento, todos ellos diferentes. No hay ni uno solo que se repita. Nuestro objetivo es que la gente nunca deje de venir, haga piña y se sienta totalmente identificado con el compañero. Por eso cada grupo de trabajo no supera nunca las 7-8 personas. Es un trabajo muy personalizado y constante. Y si alguien falta un día, se le mandan deberes para que los haga en casa. Esto no es un gimnasio que se paga todo un año y al mes se deja de venir. Esto es un método de entrenamiento de ocho semanas y hay que serle fiel. Así que si, por el motivo que sea, te ausentas un día, te perseguimos para que ni siquiera haya opción de pensar en abandonar», cuenta Sara Álvarez.

La fundadora de Reto 48 insiste en alejar este método de fitness de los clásicos, tanto que sus instalaciones no tienes ni espejos ni relojes, decoración innegociable en el 99,9 por ciento de los gimnasios: «Por eso insisto tanto en que esto no es un gimnasio. Nos interesa que la persona se centre en sí mismo y logre sus objetivo desde dentro, no mirándose en un espejo o estando pendiente de si el entrenamiento pasa rápido o no».

Full training

Los entrenamientos duran sesenta minutos y se realizan de lunes a sábado una vez al día. Solo el domingo se permite descansar. Se exprime al cuerpo 48 de los 56 días que dura en total el programa: «De los seis días de la semana que entrenamos, uno de ellos lo dedicamos boxing y otro al kick boxing, ambas actividades de gran atractivo, sobre todo para las mujeres», detalla el ‘coach’ Gonzalo. «Los otros cuatro días los utilizamos para sesiones funcionales. Es decir, trabajo con el peso del propio cuerpo. Dividimos el trabajo en bloques de siete días. Según lo que toque, algo que solo sabemos los entrenadores, nos centramos en resistencia, fuerza, agilidad, velocidad... y siempre lejos de crear rutinas que conduzcan al tedio. Si un martes se ha hecho mucho hincapié en el abdomen, hay que tener claro que el martes siguiente no se volverá a focalizar el entrenamiento en el abdomen. Cada uno de los 48 días de ‘full training’ es diferente».

Se trata de un sistema innovador que logra mejorar notablemente la condición física, sin importar el nivel con el que se inicie: «Aquí hemos recibido a personas muy preparadas y a otras que no se ha vuelto a poner ropa de deporte desde el colegio», revela Gonzalo. «Los retos son personalizados. No se trata de una competición, sino de superarse a sí mismo». Reto 48 son programas de entrenamiento integrales que aceleran el metabolismo basal, obteniendo una alta quema calórica, disminuyendo el nivel de grasa corporal y aumentando también la masa muscular: «Se quema entre 600 y 700 calorías y durante las doce horas siguientes se siguen quemando gracias al trabajo interválico. Queremos que la gente salga de su zona de confort y realice un entrenamiento y unos ejercicios de alta calidad y efectividad», sentencia Gonzalo.

Nutritional

La alimentación es la segunda de las tres patas de Reto 48. El programa de nutrición se divide en tres etapas. El día 1 se lleva a cabo la definición del objetivo y la asignación del plan alimenticio. El día 24, a mitad del programa, se revisa el plan y se reajusta según la experiencia de esas cuatro primeras semanas. Y el día 48, finalizado el reto, se realiza un balance global y se entrega un plan de mantenimiento: «En las tres fases se analiza la grasa, la masa muscular y el agua presente en el cuerpo. Además, también se toman medidas de perímetros para hacer un seguimiento a los cambios del cuerpo, y se realizan fotografías que demuestren visualmente estos cambios en estas ocho semanas. Hay muchas cosas que en un primer momento no se aprecian y que luego con las fotos sí se ven, como por ejemplo algo tan sencillo como corregir la postura de los hombros. El día 1 los tienen caídos y el día 48 su posición ha sido corregida». Detalla Chiarra Corradeti, la nutricionista de Reto 48.

La idea es que la nutrición acompañe al entrenamiento y el entrenamiento a la nutrición. Por eso la dieta cambia cada dos semanas, acorde a los cuatro saltos significativos que se producen en el ‘full training’: «Esto no va de entregar un plan nutricional y búscate la vida. Explicamos por qué y para qué se come tal alimento en un momento determinado, y terminamos ponderando la dieta mediterránea porque creemos que es la más adecuada a un estilo de vida saludable. Las personas que vienen a Reto 48 suelen perder de media entre ocho y diez kilos de grasa y obtienen entre uno y dos de masa muscular. Es muy impactante el cambio», explica Corradeti.

Body Technology

La tercera parte de Reto 48 se sustenta en programas de estética que se utilizan en las zonas más rebeldes, las que más cuesta evolucionar en el cuerpo, como son los glúteos, el abdomen o los flancos: «Como hacemos con el entrenamiento y la nutrición, primeros valoramos con las personas que tipo de sesiones se adaptan mejor a lo que están buscando y a partir de ahí, gracias a una maquinaria de última generación, realizamos una sesión por semana cuyo fin último es la ayuda a la recuperación muscular», explica Mónica Ramos, la responsable de este área.

Las técnica son variadas: «La presoterapia sirve para activar la circulación sanguínea y linfática, eliminar toxinas, aligerar las piernas cansadas y evitar la retención de líquidos. Todo esto ayuda a luchar contra la siempre temida celulitis. La electroestimulación, que es gimnasia pasiva, sirve para tonificar y reafirmar, y facilita la recuperación del músculo fatigado después del entrenamiento, aparte de incrementar la fuerza y la resistencia aeróbica. La termoterapia, llevada a cabo con placas de electroterapia, se utiliza para la oxigenación celular y para preparar y relajar la musculatura gracias a sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antiespasmódicas. Además, el calor que desprenden dichas placas ablanda los adipocitos, favoreciendo de este modo la eliminación de grasa. Por último, también tenemos sesiones de electroporación, lo que conocemos como mesoterapia virtual, consistente en abrir los microporos de la piel para que penetre mejor el principio activo de productos anticelulíticos y reafirmantes», detalla Ramos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate