Diario Vasco
Adiós a la fatiga ocular

Adiós a la fatiga ocular

  • oftalmología

  • Siguiendo sólo 5 fáciles normas se pueden evitar la sensación de pesadez en los párpados y la fatiga visual

Cuando el trabajo se hace frente al ordenador, las personas pasan, en promedio, 7,5 horas sentados con la vista fija en una pantalla. Esto suma casi 38 horas a la semana y alrededor de 1.800 horas al año. Para proteger los ojos durante las horas que dura la jornada laboral sentados frente al ordenador, se deben seguir unas normas básicas que eviten la fatiga visual.

«Es recomendable mantener una correcta salud ocular», apunta el doctor Fernando Llovet, director médico de Clínica Baviera. «Para ello se deben tener en cuenta una serie de recomendaciones»:

1. Descansar la vista. Cada hora es aconsejable descansar la vista mirando a lo lejos durante un par de minutos. Por ejemplo, se recomienda mirar a una ventana y variar de este modo el enfoque al mirar hacia el horizonte.

2. Parpadear e hidratar los ojos. Cuanto más tiempo pasamos frente a la pantalla del ordenador más se reduce la periodicidad de parpadeo y la lágrima encargada de humedecer el ojo se distribuye peor. Es recomendable parpadear de forma consciente con frecuencia o, si se necesita, hidratar el ojo con lágrima artificial.

3. Mantener una correcta distancia entre el monitor y los ojos. La pantalla del ordenador debe colocarse paralela al plano de los ojos y a una distancia de 50 centímetros de la cara. También se deben evitar los reflejos y regular correctamente el enfoque y la iluminación de la misma, además de mantener siempre limpia la pantalla para no reducir la claridad. Además, es importante la postura corporal.

4. Regular la iluminación. Aunque trabajar con luz natural es lo idóneo no siempre es la mejor opción. Trabajar con exceso de luz puede ser tan perjudicial para la vista como con la falta de ella. En oficinas con grandes cristaleras es recomendable contar con sistemas de regulación del flujo lumínico para adecuarlo a las condiciones de confort de los trabajadores. En el caso de las oficinas con luz artificial se debe intentar mantener una correcta condición lumínica preferiblemente utilizando bombillas de luz blanca y evitando los focos trasparentes. Es recomendable, además de una buena luz ambiental, la iluminación del lugar de trabajo y/o lectura, pero evitando que dicho foco de luz alumbre directamente a los ojos.

5. Ventilar la oficina. Temperatura, humedad y ventilación son los principales factores para generar un confort ambiental en la oficina. Mantener una correcta humedad puede afectar a que parezca que haga más calor de la temperatura real y los ojos se resequen. Además, el aire debe renovarse periódicamente sin que se formen corrientes de aire molestas, así como no tener cambios bruscos de temperatura.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate