Los vascos podrán hacer testamento vital en centros de salud y con su médico

El consejero de Salud, Jon Darpón, en la rueda de prensa. /Irekia
El consejero de Salud, Jon Darpón, en la rueda de prensa. / Irekia

Desde 2003 un total de 21.723 personas han hecho este documento, lo que supone una tasa de 9,9 por cada 1.000 habitantes

Ana Vozmediano
ANA VOZMEDIANO

La denominación oficial es la de documento de voluntades anticipadas, aunque es más conocido como testamento vital, un testamento que a partir de ahora podrá hacerse en cualquiera de las delegaciones de Osakidetza y en los centros de salud y ambulatorios de los tres territorios de la Comunidad Autónoma.

Además, el documento podrá hacerse de la mano del médico de cabecera de cada persona, que será quién aconseje la mejor fórmula para especificar qué cuidados médicos se quieren recibir al final de la vida. Podrá ofrecer la posibilidad, además, a personas de cierta edad o enfermos crónicos.

Estos testamentos vitales registran de forma oficial una serie de instrucciones que después van a servir de guía a los profesionales sanitarios y también a sus allegados sobre qué cuidados desean recibir y de qué manera quieren hacerlo, especialmente útil en el caso de que la persona no pueda expresar su voluntad en esos momento.

Desde 2003

El Registro Vasco de Voluntades Anticipadas fue creado en el año 2003. Desde entonces, Euskadi se sitúa a la cabeza en el número de testamentos vitales del Estado con un total de 21.723 solicitudes, 7.785 en Gipuzkoa, lo que supone una tasa de 9,9 por cada mil habitantes.

El consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón, ha comparecido este miércoles tras el Consejo de Gobierno para explicar las nuevas medidas que permitirán la descentralización de las peticiones y, por tanto, un más fácil acceso a ellas. Ha dicho también que espera que el número de testamentos vitales se incremente en un 33% con esta nueva medida que va a remover la forma de actuar de quienes quieren que el final de su vida no esté protagonizado por tratamientos agresivos.

«En nuestra sociedad cada vez es más habitual que las personas se preocupen sobre esta cuestión. No solo los más mayores, sino también gente de todas las edades. Nos hemos comprometido a seguir potenciando esta fórmula y creemos que debemos adaptarnos al considerable incremento de la demanda en una sociedad concienciada sobre la importancia de mantener determinados criterios también a la hora de la muerte».

Descentralización

La descentralización se ha comenzado a aplicar en Álava desde primeros de año con buenos resultados y aceptación de la medida por parte de los médicos de familia. Esto, lo ha explicado hoy el propio consejero, es lo que ha animado a los responsables de Salud a aplicarlo en breve en toda la Comunidad Autónoma, una vez que se publique la modificación del decreto, en Bizkaia y en Gipuzkoa. No ha habido quejas por parte de los profesionales de los centros de salud ante la medida ni ante esta nueva ocupación.

El consejero ha insistido en que la descentralización supone mejorar la calidad asistencial a la ciudadanía, pero también el empoderamiento de los pacientes así como aumentar la seguridad ética y jurídica de los profesionales, al tiempo que se respeta la autonomía y las preferencias de las personas en el final de su vida.

El sistema de funcionamiento va a ser similar al que ha sido experimental en Álava, con una descentralización que va a permitir que la ciudadanía no tenga que acudir a un notario ni desplazarse hasta Lakua, en Vitoria para que su documento sea legal. Bastará con que acuda a a su centro de salud y, en compañía de su médico o de otro facultativo que estará a cargo de esta labor, redactar su testamento vital. Necesitará tres testigos, pero dos podrán ser profesionales del propio ambulatorio. Si se prefiere, también se puede optar por las delegaciones territorial del Departamento de Salud, donde también habrá alguien que se ocupe de estos casos.

Esta dinámica de facilitación del otorgamiento de voluntades anticipadas, tiene la gran virtud de poder ser dirigida y ofertada por los propios médicos a sus pacientes de más edad y con patologías crónicas.

Desde Salud se considera además, que los centros de salud, donde el proceso de comunicación y planificación compartida de los cuidados y terapias cobran todo su sentido, son el lugar idóneo para permitir a las personas ser protagonistas e indicar sus preferencias para cuando llegue el proceso de final de la vida.

Las cifras

21.723
testamentos vitales son las voluntades anticipadas recogidas desde que se aprobó la ley en el año 2003
7785
guipuzcoanos son los testamentos vitales redactados por guipuzcoanos a lo largo de estos años
33%
de incremento. Facilitar la elaboración de estos documentos supondrá, según el Departamento de Salud, incrementar un 33% el número de testamentos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos