¿Cuándo llegará la vacuna contra el colesterol?

¿Cuándo llegará la vacuna contra el colesterol?

Setenta y dos voluntarios están probando ya el nuevo medicamento para que esté en las farmacias en cinco o seis años

ALBERTO ARTIGASSAN SEBASTIÁN

Millones de personas esperan en el mundo la llegada de la vacuna que permitirá que, con único pinchazo al año, el LDL, o lo que denominamos como ‘colesterol malo’ quede bajo control. No es ficción. Setenta y dos voluntarios están probando ya el nuevo medicamento para que esté en las farmacias en cinco o seis años. El estudio lo desarrolla la Universidad de Viena y a la espera de sus resultado se encuentra una farmacéutica que pretende poner el medicamento en venta cuanto antes.

Muchos avances médicos nacen de la casualidad. Este es uno más. Hay que remontarse a casi una década para conocer la génesis de la vacuna contra el colesterol. Fue entonces cuando se descubrió, con un simple análisis de sangre, que dos mujeres separada por miles de kilómetros de distancia (una Zimbabwe y otra en Estados Unidos) compartían el mismo y extraño comportamiento genético. Su LDL o ‘colesterol malo’ era muy bajo. No llegaba a los 20 mg por decilitro de sangre, un nivel mínimo en comparación con los 150 de una persona sin problemas de colesterol.

Ambas mujeres llevaban una vida normal, incluso poco saludable, porque ni hacían ejercicio ni se cuidaban en la dieta. En el momento en que se cruzaron ambos análisis, los médicos no dudaron de que estaban ante una situación anómala que podría abrir puertas a la investigación. En efecto, las dos mujeres compartían una mutación genética. En concreto, una alteración del gen PCSK9, clave para el colesterol.

El camino de la investigación, por tanto, no era otro que buscar la fórmula para imitar la mutación genética que de forma natural tenían amabas mujeres. Hace cuatro año se iniciaron los estudios. Primero, de cara a encontrar un fármaco y luego una vacuna, partiendo de dicha mutación genética.

La carrera es ya imparable. Una solución al grave problema que sufren millones de personas en el mundo por culpa de un colesterol alto, supondría otro avance histórico para la medicina. El nuevo médicamente se llama AT04A. Primero se probó con ratones, que vieron caer su colesterol en un 53%, y luego con humanos. Setenta y dos personas lo están probando para corregir los posibles efectos secundarios y los directivos de la farmacéutica confían en que si no hay contratiempos la vacuna estará en las farmacias a partir de 2023.

Garantizan una reducción de los niveles de LDL en un 35%, un porcentaje similar al que logran las estatinas, pero sin la necesidad de tener que tomar una pastilla al día. Se trataría de inyectar a los pacientes unas pocas dosis durante las dos primeras semanas de tratamiento y luego sería suficiente una inyección al año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos