La UE renueva la licencia del glifosato hasta 2022

Manifestación contra el glifosato./EFE
Manifestación contra el glifosato. / EFE

Esta decisión ha sido adoptada en el llamado Comité de Apelación, después de una protesta de varios activistas

AGENCIASBruselas

Los países de la Unión Europea han votado este lunes a favor de renovar la licencia del herbicida glifosato, que expiraba el próximo 15 de diciembre, durante un periodo de cinco años, hasta diciembre de 2022, según ha informado la Comisión Europea.

La decisión ha sido adoptada por los Estados miembros en el llamado Comité de Apelación, un órgano que había sido convocado después de que las capitales no consiguieran una mayoría a favor o en contra el pasado 9 de noviembre.

En concreto, la propuesta de Bruselas que abogaba por renovar el permiso hasta 2022 ha recibido el voto favorable de 18 países, mientras que nueve han votado en contra y uno se ha abstenido. "El voto de hoy demuestra que cuando todos queremos, somos capaces de compartir y de aceptar nuestra responsabilidad compartida en la toma de decisiones", ha destacado el comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis.

El Ejecutivo comunitario ha subrayado además que la propuesta cuenta con el "mayor apoyo posible" por parte de los Estados miembros, así como que la renovación del permiso del glifosato durante cinco años "garantiza un alto nivel de protección para la salud humana y el medio ambiente en línea con la legislación europea". Bruselas ha explicado que adoptará la renovación de la licencia de este herbicida antes de que expire la vigente el próximo 15 de diciembre.

Macron y los ecologistas

Emmanuel Macron, presidente de Francia, ha anunciado que tomará las medidas necesarias para asegurarse de que el uso del glifosato queda prohibido en su país "tan pronto como exista una alternativa viable" y como muy tarde dentro de tres años. Y así lo ha anunciado el mandatorio francés vía Twitter después de que el plan alemán ganase en la votación.

Por otra parte, una treintena de ecologistas pertenecientes a la plataforma Stop Glifosato habían pedido horas antes al presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, que impidiera la renovación de dicha licencia.

Habían montado una actuación en la que dos de los manifestantes, con caretas de Juncker y del comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, tenían que decidir si ponerse del lado de los ciudadanos o del lado de Monsanto, una de las multinacionales que utiliza este pesticida, a la que representaron con dos caretas de calaveras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos