«Trabajamos para ayudarte; no nos pegues»

El cartel de la campaña que saca Osakidetza. /
El cartel de la campaña que saca Osakidetza.

Osakidetza combate las agresiones a profesionales con una campaña de sensibilización

Arantxa Aldaz
ARANTXA ALDAZ

Osakidetza pasa al ataque contra las agresiones a profesionales sanitarios y combatirá el problema con una campaña de sensibilización en la que levanta la mano -de forma metafórica- para reclamar respeto hacia todos los trabajadores de la sanidad pública vasca. «Trabajamos para ayudarte», recuerda en ese mensaje directo que se leerá en carteles colocados en puntos visibles de los centros sanitarios en Euskadi. «Exigimos el máximo respeto para todos los y las profesionales», ha remarcado este viernes el director de Recursos Humanos de Osakidetza, Juan Carlos Soto, tras la reunión del Observatorio de Agresiones que tuvo lugar ayer en Vitoria.

Aunque la estadística señala que estos episodios se redujeron el año pasado un 9%, aún fueron 473 las notificaciones recibidas por el servicio vasco de salud, casi diez casos a la semana. Suelen ser insultos, amenazas, pero también agresiones físicas, de pacientes que descargan su ira hacia el profesional que le atiende. Del total, 123 fueron accidentes con resultado de lesión, y 350 incidentes, que es como se consideran a las agresiones que no acaban en lesión. El área de Psiquiatría es donde más agresiones graves se registran, seguida de hospitalización y urgencias. La Atención Primaria fue el ámbito menos conflictivo. No obstante, los responsables sanitarios y los sindicatos suelen recordar que ahí no están contabilizados los episodios que no acaban en denuncia.

El servicio vasco de salud reclama «tolerancia cero» y recuerda que el personal «trabaja para ayudarte»

A las medidas aplicadas en los últimos años, como la implantación del botón de emergencia a través del cual los profesionales pueden dar la voz de alarma desde sus consultas, Osakidetza emprende ahora una campaña para reclamar «tolerancia cero» frente a las agresiones. Cada año, el Departamento que dirige Jon Darpón publica un informe para analizar el problema, «señal del compromiso de defensa y protección del personal sanitario, uno de los objetivos más destacados dentro de nuestra política de prevención de riesgos», ha recalcado Juan Carlos Soto.

Así, en la pasada legislatura se reactivó el Observatorio de Agresiones. «Su impulso ha permitido reforzar los mecanismos de prevención y sensibilización, en la línea en la que estamos decididos a continuar avanzando, y desde la convicción absoluta de que un caso de agresión a cualquier profesional de nuestra organización es inadmisible», ha señalado el director de Recursos Humanos de Osakidetza.

El dato

9%
fue el descenso registrado el año pasado de las denuncias por agresiones verbales y físicas notificadas al servicio vasco de salud. En total, se recibieron 473 quejas frente a las 518 del ejercicio anterior. No obstante, no están aquí contabilizados los episodios que no acaban en denuncia, pero que sí suponen un problema

Precisamente, uno de los primeros pasos surgidos del trabajo del observatorio fue intentar conocer de forma más precisa el número real de agresiones que se producían. «Por ello, se apostó por reforzar la información que contribuyera a visibilizar el alcance real de este grave problema social al que nos enfrentamos y facilitar así la notificación».

Al mismo tiempo, durante estos últimos años, las organizaciones de Osakidetza han tomado medidas encaminadas a la prevención, impartiendo formación para desactivar o reconducir episodios incipientes, mediante la implantación del «botón de emergencia», e incluso adoptando en algunos casos «medidas barrera».

Las áreas de psiquiatría, hospitalización y urgencias suelen ser las más proclives a sufrir el problema

Osakidetza cuenta con un protocolo ante las agresiones, a través del cual se canalizan todas las agresiones que pueda sufrir un trabajador. De conformidad con dicho protocolo, se asiste al trabajador o trabajadora, se investigan los hechos ocurridos, se adoptan las medidas oportunas respecto al suceso ocurrido, y se le ofrece la posibilidad de asesoramiento legal y asistencia letrada, tanto para la interposición de las acciones legales que sean oportunas, como en el acompañamiento a lo largo del procedimiento judicial, recuerda el departamento en una nota de prensa.

De forma paralela, para seguir mejorando en la prevención de estos episodios, se está avanzando en la revisión completa del actual protocolo de violencia, comenzando por el concepto del enfoque. La idea es modificar la denominación general, donde se propone sustituir el término violencia por el de agresiones a profesionales.

Fotos

Vídeos