Solo uno de cada tres trabajadores de Osakidetza se vacuna contra la gripe

Una mujer acude al ambulatorio de Gros a ponerse la vacuna./LOBO
Una mujer acude al ambulatorio de Gros a ponerse la vacuna. / LOBO

El Departamento vasco de Salud considera que la cifra es «mejorable», pese al aumento de inoculados un 2% respecto al año anterior

E. VALLEJOSAN SEBASTIÁN.

En casa del herrero, cuchillo de palo. Así reza el clásico refrán que tan bien describe lo que sucede entre los trabajadores de Osakidetza. La campaña para hacer frente a la gripe busca, como cada año, tener la mayor incidencia posible entre la población, pero fundamentalmente entre los considerados grupos de riesgo, es decir, mayores de 65 años, mujeres embarazadas, personas que padezcan enfermedades crónicas y personal sanitario. Pero es este último conjunto de trabajadores el que se resiste a las recomendaciones del departamento.

Según informó el consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón, en una respuesta al parlamentario del PP, Carmelo Barrio, la campaña de vacunación este invierno 2017-2018 ha conseguido llegar a 8.518 profesionales de Osakidetza, una cifra que representa el 32,17% del total de trabajadores, unos 26.500. O dicho de otro modo, únicamente uno de cada tres sanitarios acceden a inyectarse la dosis que reducirá la probabilidad de contagio, una cifra baja pero que en cualquier caso es un 2,08% mayor que el año anterior.

El dato

8.518 profesionales de Osakidetza
se han vacunado en la campaña antigripal de 2017-2018. Esto es, un 32,17% del total de trabajadores del servicio vasco de Salud, que rondan los 26.500 trabajadores.

Tanto el Departamento vasco de Salud como Osakidetza recomiendan anualmente la inmunización de este conjunto de profesionales, aunque Darpón recordó que «se trata de una recomendación y no una obligación legal», por lo que la decisión final es «personal y corresponde a cada profesional».

No obstante, pese a que asuma que es cada trabajador el responsable de actuar conforme a sus principios, no ocultó que la cifra es «mejorable». Y es por ese motivo, indicó, por el cual seguirán trabajando para «continuar aumentando el porcentaje de vacunación» de los profesionales de Osakidetza.

71 fallecidos por gripe

Hasta la fecha, la tasa de incidencia de la gripe de este año en el País Vasco se sitúa en torno a los 149,46 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 225,65 a finales de febrero.

Sin embargo, la cifra de personas fallecidas desde el inicio de la temporada se eleva a 71, según el último informe semanal de la Red de Vigilancia Epidemiológica-Médicos Vigía del Departamento de Salud y Osakidetza.

Desde el comienzo de la temporada, se han notificado 1.826 casos hospitalizados por gripe, de los que 356 cumplen criterios de gravedad, con una edad media de 68,3 años. Entre los casos graves hospitalizados, se han registrado 75 fallecimientos, de los cuales 71 eran elegibles para la vacunación y solo estaba vacunado un 59,2%.

Según explica Osakidetza, a pesar del descenso «importante» de comienzos de marzo, las condiciones meteorológicas y el frío «hacen pensar que se pueda mantener todavía la actividad gripal unas semanas más», aunque cada vez con menor intensidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos