Diario Vasco
Así fracasa el amor

Así fracasa el amor

  • psiquiatría

  • La crisis de pareja se produce por infidelidad, peleas de convivencia o falta de consolidación. El 20% de los matrimonios en Euskadi se rompen antes del quinto aniversario

El 20% de los matrimonios en Euskadi se rompe antes de los cinco primeros años, según datos del Eustat. «El enamoramiento es el flechazo, que se produce cuando alguien nos gusta», dice el doctor Norberto Mascaró, psiquiatra de AMSA-Grupo IMQ, especialista en psicoterapia individual, grupal de pareja y familia. «Después viene la parte importante de conocerse y aparece lo bueno y lo no tan bueno. El verdadero amor es querer a uno con sus virtudes y sus defectos».

Según el experto, las crisis de las parejas suceden por desencuentros importantes en la convivencia diaria, con situaciones de infidelidad, conflictos, falta de consolidación de la pareja o de la familia creada por dependencia de las familias de origen. «Es difícil reconstruir el amor cuando existe un deterioro en la relación. En una terapia de pareja, cuando se produce una crisis, se trata de trabajar lo que los une y lo que construyeron como pareja. El cariño que existía y qué los separó. Entre un 50% y un 60% de las parejas que completan el tratamiento obtienen resultados satisfactorios. Pero cuando se ha instalado el desamor por un desencuentro continuo, se trabaja la separación para que sea lo menos dolorosa posible para la pareja y para los hijos».

Las terapias de pareja pueden durar de 6 a 9 meses y allí se abordan aspectos como sometedor/ sometido; protector/ protegido; seguro/ inseguro, siempre con las dos personas como una unidad. «En todos los conflictos relacionales hay una complicidad inconsciente que mantiene el desencuentro», mantiene el doctor Mascaró. «Se trata de entender qué les pasa y se evalúa el tipo de interdependencia que les une. En toda relación existe una interdependencia sana que promueve el crecimiento como pareja y otra patológica que lleva al sufrimiento y deterioro de la relación».

Para mantener el amor, el doctor Mascaró aporta la «Receta de las cuatro R»:

Respeto, aceptando que el otro es diferente y tiene unos sentimientos, pensamientos y formas de sentir propios. Es necesario no hacer juicios de valor.

Reconocimiento, en el que se aceptan las virtudes del otro sin intentar someterlo. «En muy común en las parejas que se intente influir o dominar al otro cuando lo que debe hacerse es reconocer su diferencia y valorar lo que esa persona puede aportar».

Responsabilidad, en la que se entiende que una relación de pareja significa contar con un compañero que ayudará a la otra persona. «Se debe profundizar en lo que le hace mal a nuestra pareja y ayudarle o evitarlo», dice Mascaró.

Recreación, para que la pareja no caiga en la monotonía, ambos tienen la obligación de preparar planes y actividades que les satisfagan y les diviertan.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate