«El 70% de los pacientes recibe un riñón en dos años»

«El 70% de los pacientes recibe un riñón en dos años»

El año pasado se realizaron 282 trasplantes, según datos del Departamento de Salud del Gobierno Vasco, de los cuales 178 fueron renales

Aiende S. Jiménez
AIENDE S. JIMÉNEZ

La alta tasa de donación de órganos de Euskadi hace que la probabilidad de trasplantes de los pacientes vascos se sitúe en cifras por encima de otros países. El año pasado se realizaron 282 trasplantes, según datos del Departamento de Salud del Gobierno Vasco, de los cuales 178 fueron renales.

Aproximadamente 200 personas están en lista de espera para recibir un riñón en Euskadi. Tal y como asegura Joseba Aranzabal, coordinador de Trasplantes de Osakidetza, el 70% de quienes están esperando un riñón nuevo son trasplantados en un plazo de dos años. «Aunque todas las intervenciones se hagan en el Hospital de Cruces, todos los hospitales de los tres territorios participan en los programas, y más del 70% de los órganos donados proceden de esos centros», recalca Aranzabal. En este aspecto el Hospital Universitario de Donostia está considerado «puntero» en el sistema de donaciones a nivel estatal.

Se calcula que unos 2.000 vascos viven hoy en día con un riñón trasplantado, 175 de ellos gracias a la solidaridad de un familiar que les donó el suyo en vida. Aranzabal aclara que no existe ningún riesgo para aquellas personas que donan un riñón. «Se realiza un estudio clínico exhaustivo para garantizar la seguridad del donante renal de vivo, que está por encima de todo», afirma. De hecho, asegura que estos donantes tienen esperanza de vida superior al resto de la población, porque «se les ha hecho un examen que revela que son muy sanas y que no tienen problemas de salud de ningún tipo». Asimismo, garantiza que el hecho de que vivan con un solo riñón «no afecta ni a su calidad ni a su esperanza de vida».

Es el de donar un órgano un acto muy generoso que desde el Servicio de Trasplantes no se cansan de agradecer. «Gracias a los donantes tanto vivos como fallecidos, porque sin su solidaridad no podríamos hablar de datos tan positivos, así como a todos los profesionales y asociaciones implicadas en todo el proceso de donación y trasplante de órganos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos