Osakidetza pone el foco de las supuestas filtraciones en tres tribunales de la OPE

Osakidetza pone el foco de las supuestas filtraciones en tres tribunales de la OPE

Ordena paralizar la oposición en las tres especialidades que más sospechas acumulan | La Comisión de Seguimiento de la OPE se reúne hoy mientras los sindicatos LAB y ESK se citan con la Fiscalía

Iker Marín
IKER MARÍNSAN SEBASTIÁN.

Las supuestas filtraciones en la OPE de Osakide-tza cumplen un nuevo capítulo. El Servicio Vasco de Salud ha paralizado provisionalmente la OPE de tres especialidades médicas hasta que se resuelva el expediente informativo que se ha abierto tras las denuncias de posibles amaños. Son las pruebas correspondientes a las categorías de Angiología y Cirugía Vascular, Anestesia y Cardiología, a las que se han presentado alrededor de 400 opositores. María Jesús Múgica, directora general de Osakidetza señaló ayer que de las 67 especialidades que ya se han realizado «más de 50 siguen su trámite normal». Remarcó, por lo tanto, que «no se está cuestionando todos los tribunales ni todos los ejercicios de la OPE, las categorías en tela de juicio son tan solo algunas de las categorías médicas que ya se han celebrado». A falta de nuevas confirmaciones oficiales por parte del Departamento de Salud en las próximas horas, son las tres categorías señaladas. Múgica volvió a dejar claro que «ni cargos del Departamento de Salud ni de la dirección general de Osakidetza ni del IVAP toman parte de estos tribunales». Eso sí, desde el Servicio Vasco de Salud volvieron a «presuponer» la honestidad de todas las personas que están tomando parte en unos tribunales que definieron como «independientes y soberanos».

La medida de paralizar esos tres exámenes fue respondida de forma contundente por sindicatos y partidos políticos de la oposición al Gobierno Vasco. Todos ellos pidieron extender la paralización al resto de categorías que están bajo sospecha, 12 en total según el Sindicato Médico de Euskadi, 10 para LAB y 13 en palabras de EH Bildu. Este partido y Elkarrekin Podemos reclamaron a Jon Darpón, consejero de Salud, que aclare en el Parlamento este presunto caso de «enchufismo».

Tras la decisión tomada en el Consejo de Administración de Osakide-tza con el fin de «velar por la objetividad y la transparencia», Múgica dijo que se ha solicitado a los tribunales en los que se han realizado los exámenes «información detallada para realizar un análisis exhaustivo de coherencia de resultados». Anunció asimismo que además de la investigación interna que está realizando Osakidetza y el Instituto Vasco de Administración Pública (IVAP) «se ha contactado con un agente externo, de fuera de Euskadi, para que realice un análisis estadístico de los resultados de estos exámenes».

La directora general de Osakidetza sí que aseguró que los resultados de esta investigación «serán si fuese necesario, puestos a disposición de la Justicia si detectamos que pueda haber alguna actuación constitutiva de delito. Se asumirán las responsabilidades que correspondan».

Reunión con la Fiscalía

Los que sí han confirmado que se van a reunir con la Fiscalía son los sindicatos LAB y ESK. Lo harán hoy al mediodía para entregar al ministerio público la documentación «que obra en nuestro poder y que da clara muestra de graves indicios de irregularidades en el proceso selectivo de esta OPE». Los representantes del Sindicato Médico de Euskadi, por su parte, indican que va a esperar a tener «todos los datos objetivos posibles para acudir a los tribunales. Hablamos de un tema serio y parece que estamos inmersos en una competición para ver quién denuncia antes, no es nuestro caso». ELA ya interpuso una denuncia el martes.

En lo que sí coinciden los cuatro sindicatos es en pedir que «se paralicen el resto de especialidades que están bajo sospecha». LAB reclama además «la puesta en marcha de una investigación profunda e independiente que afecte también al IVAP». ESK volvió a pedir la dimisión de Jon Darpón y María Jesús Múgica y ELA constató que «las sospechas de irregularidades se extienden a muchas otras categorías, por lo que la medida tomada por Osakidetza nos parece del todo insuficiente». Además acusó a la dirección del ente público de «adoptar una actitud cómplice y no querer esclarecer lo sucedido». Puso como ejemplo que todos los datos relativos a la OPE eran públicos en la web de Osakidetza hasta el martes y que «el Servicio Vasco de Salud ha decidido que dejen de serlo».

Múgica negó la mayor en su comparecencia de ayer. «Con el objetivo de aclarar a la mayor brevedad posible esta situación», dijo, se ha convocado para hoy a la Comisión de Seguimiento de la OPE, en la que además de Osakidetza y la IVAP participan los sindicatos firmantes de las pruebas, entre ellos, el Sindicato Médico. La directora general de Osakidetza aprovechó la ocasión para criticar a ELA. El martes la Dirección de Recursos Humanos de Osakidetza se reunió con ellos, «en un encuentro en el que el sindicato no aportó absolutamente nada». A su entender, «quien tiene un dato lo tiene que poner encima de la mesa, es una irresponsabilidad que se diga ahora que alguien tenía una serie de datos hace dos semanas».

Quien puso ayer datos encima de la mesa, y hasta su dimisión que después reconsideró, fue el cardiólogo del Hospital de Txagorritxu de Vitoria Ángel Loma-Osorio. Componente del tribunal evaluador de esa especialidad confirmó «posibles irregularidades» en esa prueba. «En base a mi compromiso con Osakidetza, emití un voto particular en el acta del Tribunal Facultativo Médico especialista en Cardiología de la OPE 2016-2017 en el cual me ratifico», dice el doctor. Loma-Osorio señala que le consta que «se ha abierto un expediente informativo en el proceso correspondiente al Tribunal al que yo pertenezco y confío en que este proceso aclare cualquier posible irregularidad y depure cualquier posible responsabilidad». El motivo de reconsiderar su dimisión fue «la confianza» que tiene en el expediente informativo abierto.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos