Osakidetza destina diez millones al hospital de Eibar

El Hospital de Eibar recibirá 10 millones de euros de inversión por parte de Osakidetza. /MORQUECHO
El Hospital de Eibar recibirá 10 millones de euros de inversión por parte de Osakidetza. / MORQUECHO

Darpón anuncia que el presupuesto de Salud aumentará un 8,5% las inversiones y que otros 5,7 millones serán para dos ambulatorios de Donostia

DV Y AGENCIAS

Osakidetza incrementará el año que viene en un 8,5% la partida para inversiones hasta los 58,8 millones, de los que casi veinte vendrán a parar a Gipuzkoa, donde se esperan con los brazos abiertos. El consejero de Salud, Jon Darpón, ha comparecido este martes en comisión en el Parlamento para desgranar las principales partidas que el proyecto de presupuestos del Gobierno Vasco reserva para su Departamento, que estará dotado con 3.671 millones, un 3,6 % más que al año pasado, lo que supone el mayor incremento desde 2013. Gracias a este aumento, Salud -que es el Departamento mejor dotado del Ejecutivo al absorber el 32% del presupuesto total- alcanza un gasto per cápita de 1.673 euros, una de las cifras más altas entre las comunidades autónomas y casi 300 euros por encima de la media de España.

De entre las partidas que se destinarán a mejorar el servicio y las instalaciones guipuzcoanas del sistema público de salud figura el Hospital de Eibar, donde se invertirán 10 millones de euros. Asimismo, el Departamento ha reservado otra cuantía de 5,7 millones para desarrollar las obras en los centros de salud donostiarras de Alde Zaharra, que cambiará de ubicación y se localizará en el actual edificio Pescadería de la Bretxa, y el de Aiete, otra demanda histórica de los vecinos del barrio.

Salud destina el 90% del dinero a la sanidad pública, un 2,5% a investigación y un 7% a sanidad concertada

Darpón ha insistido en que la mayor parte del presupuesto «serio y coherente» de Salud se destina a Osakidetza, que ve subir su dotación en un 4% hasta los 2.783 millones, la mayor parte de los cuales (1.884 millones) serán para los gastos de personal.

Esta cantidad es un 3,3 % mayor que el año pasado, lo que «evidencia el apoyo de este Gobierno al sistema sanitario público y el compromiso con un empleo estable y de calidad», ha indicado el consejero, quien ha hecho referencia a la OPE 2016-2017, con más de 3.300 plazas que se desarrollará el año que viene y servirá para «rebajar la temporalidad».

21 millones a Vitoria

En ese aumento del 8,5% de las inversiones, el responsable de Salud ha destacado además los 21,5 millones para las obras del nuevo edificio de servicio asistenciales del Hospital Universitario Araba, en Vitoria, que se lleva el 36,7 % del total del dinero para inversiones.

En Bizkaia el equipamiento del Hospital de Urduliz contará con una partida de 3,25 millones y la finalización y equipamiento del Instituto de Investigación Médica Biocruces, con 2,5. El consejero ha dicho confiar en que el primer semestre de 2018 ya haya investigadores trabajando en él.

Además, Osakidetza ha reservado 1 millón de euros para distintas obras encaminadas a favorecer la accesibilidad a los edificios sanitarios. Volverá a consignar dinero para las ayudas al copago farmacéutico, que de hecho asciende un 2,35%, cuando la partida global para recetas de farmacia llega a 510,3 millones, un 3% más.

«Es una evidencia del apoyo al sistema sanitario público y del compromiso con un empleo de calidad»

El dinero para proyectos de investigación aumenta un 34% hasta alcanzar casi 2 millones, mientras que el dedicado a vacunas es similar al año pasado (10,9 millones).

El consejero ha subrayado que su Departamento destina a la sanidad pública más del 90% de su presupuesto (Osakidetza, recetas y vacunas), mientras que un 2,5% va para investigación, entre otras cuestiones, y el 6,8% restante, para la sanidad concertada. Ha recalcado que desde 2013 la partida para conciertos sanitarios ha subido un 3,4% frente al 13,13% de ascenso del dinero destinado a la sanidad pública, lo que demuestra «el carácter eminentemente público del sistema» y también que «a pesar de la crisis y de lecturas interesadas, las inversiones en sanidad pública no han disminuido, sino todo lo contrario».

En 2018 continuarán los planes sanitarios ya existentes, a los que se sumarán los planes de alimentación saludable y de prevención de la obesidad infantil; se mantendrá el calendario vacunal, el programa dental infantil y los cribados de cáncer de mama y colon; y se pondrá en marcha el cribado poblacional de cáncer de cévix. El Departamento de Salud, ha apuntado Darpón, seguirá trabajando el año que viene para «combatir las desigualdades sociales en salud», fomentar la cultura de la prevención, incidiendo en costumbres como el sedentarismo, el tabaco y alcohol y hacer frente los «retos» del envejecimiento, cronicidad y dependencia. Ha anunciado que se reforzará la atención primaria, se intentarán aligerar las listas de espera con más intervenciones quirúrgicas y con una mejora de los procesos, y que se continuará con la normalización del uso del euskera, la igualdad de género y la investigación e innovación

Fotos

Vídeos