Maratón de investigación contra el cáncer

Expertos en medicina, ingeniería de datos, matemáticas y biología comparten ideas en Hernani

Gabriel de Maeztu coordina a uno de los equipos del 'datathon'. /José Mari López
Gabriel de Maeztu coordina a uno de los equipos del 'datathon'. / José Mari López
Teresa Flaño
TERESA FLAÑO

Un grupo de voluntarios multidisciplinar formado por médicos, ingenieros de datos, estudiantes y matemáticos están tomando parte este fin de semana del Hack-Cancer 2018, en la sede de Orona Fundazioa en Hernani. Se trata de un 'datathon', un maratón de investigación en el que durante 24 horas seguidas cincuenta expertos, divididos en equipos, valoran algoritmos que puedan tener un impacto en la práctica clínica y a la hora de tomar decisiones en el diagnóstico, tratamiento o pronóstico del cáncer.

Los resultados se conocerán esta tarde en una clausura a la que está previsto que asista el consejero vasco de Sanidad, Jon Darpón. En la ceremonia, que es abierta al público hasta completar el aforo del auditorium, se entregará un talón de 50.000 euros para la creación de una beca para la lucha contra el cáncer infantil durante tres años bajo la tutela del Instituto Biodonostia.

Esta tarde tendrá lugar la clausura en donde se darán a conocer los resultados

Oier Echániz, de Elgoibar, y el tolosarra Gabriel de Maeztu tienen inquietudes profesionales similares. El primero está realizando el doctora en la UPV/EHU como investigador analista de imágenes médicas para el diagnóstico con técnicas de aprendizaje automático centrado en el cáncer; su colega es un médico fundador de la start-up Iomed. Suelen quedar en esta empresa para compartir conocimientos.

De Maeztu asistió al Hack-Cancer organizado en Londres, ciudad donde surgió el proyecto en 2015 cuando cuarenta de los mejores desarrolladores y médicos del mundo se reunieron en el Google Campus para crear productos que pudieran vencer al cáncer. Pensó que la iniciativa también podía trasladarse a Donostia. Para ello contó con la ayuda de los organizadores del evento en la capital británica y de Echániz. Luego se unieron Maider Alberich y Eider Sánchez, de Naru Intelligence, empresa también dedicada a sistemas de análisis de grandes cantidades de datos que tienen el potencial de acelerar los avances en medicina.

Posteriormente contactaron con el Rotary Club, que les ha ayudado a promocionar el evento, entidades como la asociación Aspanogi -asociación de padres de niños oncológicos de Gipuzkoa-, instituciones como Osakidetza, Universidad del País Vasco y Diputación de Gipuzkoa, además de empresas.

Los participantes que se han inscrito a este maratón solidario -algunos de ellos procedentes de Estados Unidos que se encontraban de gira por Europa- ascienden a cincuenta. Se han dividido de grupos de unas diez personas para, cada uno desde su especialidad, analizar los datos que les han facilitado. Oier Echániz explica que «resulta interesante mezclar a expertos de distintas profesiones porque generalmente no trabajan juntos. El médico no suele hablar con un analista de datos y un biólogo tampoco. Al estar todos juntos siempre hay una visión más amplia de por dónde tienen que ir los proyectos y se establecen contactos». Los grupos se han organizado para que cada miembro se ausente algunas horas para descansar.

La organización ha puesto a disposición de los participantes bases de datos genéticos y epidemiológicos de cáncer y datos de TC de pulmón. A primera hora de la mañana de ayer, los grupos decidieron qué líneas de trabajo iban a seguir. Para ello establecieron una serie de premisas: el cáncer es el resultado de una serie de mutaciones genéticas encadenadas; los nódulos de pulmón pueden ser cancerosos o benignos y los tratamientos generalmente están enfocados en reparar la mutaciones o evitar que estas ocurran.

El impacto de los factores epigenéticos en el número de mutación en el cáncer de mama, la predicción de tiempo de supervivencia en base a valores epidemiológicos y genéticos en el cáncer colorrectal, la clasificación de nódulos en imágenes de TC pulmonar, la probabilidad de resistencia a un tratamiento oncológico según las mutaciones genéticas y la búsqueda de nuevos tratamientos oncológicos en base a las mutaciones fueron los proyectos de estudio que se han puesto en marcha.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos