Diario Vasco
Los expertos abogan por la innovación terapéutica en el manejo del dolor agudo postoperatorio.
Los expertos abogan por la innovación terapéutica en el manejo del dolor agudo postoperatorio.

Hasta el 40% de los casos de dolor agudo postoperatorio puede cronificarse

  • anestesiología

  • Cuando no se emplea el tratamiento adecuado, se pueden producir fenómenos de cambio neuronal que provoquen un difícil control de ese dolor con posterioridad

El dolor resultante de la agresión causada por una operación quirúrgica «es ineludible y ha de ser tratado de forma adecuada para poder conseguir la recuperación y el bienestar de los pacientes». Así de rotundo se mostró el doctor Calixto Sánchez, jefe del Servicio de Anestesiología, Reanimación y Tratamiento del Dolor del Hospital General Universitario de Elda, durante su intervención en la mesa '¿Por qué es necesaria la innovación terapéutica en el manejo del dolor agudo postoperatorio?', celebrada en el marco de la 22ª Reunión anual de la Sociedad Europea de Anestesia Regional y Tratamiento del Dolor (ESRA), celebrada en Bilbao.

De hecho, el especialista apunta que de no ser bien tratado «el dolor agudo postoperatorio (DAP) puede desarrollar un dolor crónico hasta en un 40% de las ocasiones». Según han concretado los expertos durante la mesa, tras un periodo de varios meses, el dolor suele desaparecer espontáneamente aunque en muchas ocasiones permanece durante más tiempo. «Cuando no se emplea el tratamiento adecuado, se puede provocar un gran sufrimiento en el paciente, pudiéndose producir fenómenos de cambio neuronal, que provoquen un difícil control de ese dolor con posterioridad», ha advertido el doctor Sánchez.

¿Cuál es el tratamiento adecuado?

Tal y como explican los profesionales, a pesar de tener un gran arsenal terapéutico más o menos invasivo y eficaz, «hay que seguir diseñando sistemas que mejoren el control del dolor agudo postoperatorio ya que, a pesar de contar con recursos, los resultados no son todo lo buenos que deseamos», ha indicado el doctor.

Actualmente, la investigación en nuevos y mejores tratamientos del DAP ha evolucionado hacia métodos menos invasivos, desarrollándose sistemas sin agujas, sin aporte parenteral de fármacos, y con técnicas de analgesia regional con dosis única y efectos prolongados. «Nos dirigimos a buscar formas de administración de opiáceos por vías alternativas a la intravenosa, que sean menos invasivas y que permitan un uso más fisiológico», ha comentado el experto.

Asimismo, durante la mesa los expertos han presentado futuras vías de administración de sufentanilo aún no comercializadas en España pero ya aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y comercializadas en otros países como Francia y Alemania. Según estos profesionales, este nuevo método tiene un excelente perfil farmacocinético, se administra por vías alternativas como la sublingual y lo controla el paciente. «Con este nuevo sistema tenemos muchas esperanzas en que, pronto, consigamos una mayor eficiencia y simpleza en el control del dolor agudo postquirúrgico», ha asegurado el doctor Sánchez.

Opiáceos y su uso controlado

Además, otro de los puntos destacados durante la jornada ha sido el uso de opiáceos en estos pacientes y su uso controlado: «Está más que demostrado que no se puede prescindir de ellos en el arsenal terapéutico periquirúrgico; y aunque se están realizando muchos estudios en el entorno de analgesia multimodal para disminuir su uso, no se está obteniendo los resultados esperados en cuanto a la limitación de uso de opiáceos», ha explicado el experto.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate