Diario Vasco

Nuevas técnicas contra el cáncer

  • oncología

  • Biopsias líquidas, identificación de alteraciones moleculares, inmunoterapia y terapias personalizadas son algunos de los avances que salvarán más vidas

De la biopsia líquida a la evaluación de los genes del paciente para saber cuán efectiva será el fármaco son los avances en la lucha contra el cáncer. «En los próximos años asistiremos al uso rutinario de las biopsias liquidas, que estudian esas mismas alteraciones genéticas de los pacientes mediante un análisis de sangre periférica, es decir, sin realizar una biopsia invasiva», vaticina el doctor Ignacio Gil-Bazo, director del Departamento de Oncología Médica de la Clínica Universidad de Navarra, investigador del CIMA y coorganizador del I International Workshop on Genomic Testing in Cancer, celebrado en el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra.

Otro gran avance en el abordaje del paciente oncológico ha sido el desarrollo de técnicas de diagnóstico genético. «La identificación de alteraciones moleculares permite administrar ya terapias personalizadas para distintos tipos de cáncer», sostiene el doctor Hilario Mata, director de Programas Globales del MD Anderson

Cancer Center Houston. «Hace unos años nos encontrábamos con pacientes con un mismo cáncer que respondían de forma diferente al mismo tratamiento. Durante la última década hemos asistido a una revolución tecnológica y ya podemos evaluar la conformación genética de un individuo y decidir si un fármaco va a ser efectivo en distintos tipos de cáncer, como ocurre en los tumores de mama».

Estas nuevas tecnologías permiten salvar más vidas y reducir los costes de los tratamientos. «La medicina de precisión ya es una realidad gracias a la combinación de investigación básica y clínica, una estrategia que ha permitido la puesta en marcha de múltiples ensayos clínicos en todo el mundo con un único fin: el beneficio del paciente», asegura el doctor Mata.

Organizado por la Clínica Universidad de Navarra, el MD Anderson Cancer Center Houston (Estados Unidos), el CIMA y el Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IDISNA), el congreso, que reúne a 200 especialistas de todo el mundo, abordó también la práctica clínica en el cáncer de pulmón.

«El diagnóstico molecular del cáncer de pulmón forma parte ya de la rutina asistencial», afirma el doctor Ignacio Wistuba, director del Departamento de Patología Molecular Traslacional del MD Anderson Cancer Center Houston. «Junto al diagnóstico histológico del tipo de tumor, a través de una biopsia de tejido, el patólogo preserva material para el diagnóstico de mutaciones genéticas. De este modo, se puede determinar si una terapia disponible es útil para un determinado paciente. Además, debido a que se han descubierto mecanismos moleculares de resistencia a dichas terapias, en muchos casos es necesaria una nueva biopsia después del tratamiento».

Dentro de estas estrategias de medicina de precisión, se ensaya con la inmunoterapia, que «está cambiando el paradigma de cómo curar el cáncer» y que «educa» al sistema inmune para que identifique aquellas células que son malignas y pueda eliminarlas y destruirlas. En la actualidad, equipos investigadores de la Clínica Universidad de Navarra y del CIMA tienen en marcha 25 ensayos clínicos

para el tratamiento de distintas patologías oncológicas, como el melanoma metastásico, el cáncer de pulmón, de cáncer de vejiga, de riñón, de cabeza y cuello, hepático, estómago y cérvix.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate