Los hospitales vascos, salvo el de Zumarraga, suspenden en el acceso de discapacitados

Edificio de consultas externas del Hospital de Zumarraga/DV
Edificio de consultas externas del Hospital de Zumarraga / DV

El Ararteko solicita que se elabore, «sin mayor dilación», una estrategia para hacer frente a este problema

SONIA ARRIETA

La red hospitalaria del País Vasco sufre «insuficiencias significativas» y «carencias concurrentes» en el acceso para las personas discapacitadas o con movilidad reducida. El único centro de salud que se salva de esta foto es el hospital de Zumarraga, que cuenta con un plan específico para hacer frente a esta materia. Así se recoge en exhaustivo informe extraordinario presentado este martes por el Ararteko.

El Ararteko, Manuel Lezertua, explicó que se han analizado «los 16 hospitales de la red pública, 12 privados concertados con Osakidetza y 8 hospitales psiquiátricos. Además, se han analizado los 7 servicios de diagnóstico por resonancia magnética de Osatek». Se trata de centros muy diferentes. Algunos son históricos, incluso centenarios, y han tenido que ser adaptados a los requisitos actuales, mientras que otros son de nueva creación, como el de Urduliz, y ya han sido proyectados con la accesibilidad como una condición a tener en cuenta, por lo que el conjunto presenta carencias diversas y en diferente grado.

A pesar que desde la Ley de 1997 se han dado avances y mejoras «indudables, se observan aún deficiencias significativas que continúan limitando la aplicación generalizada del derecho a la accesibilidad universal», afirmó Lezertua en rueda de prensa en Vitoria.

El Departamento de Salud y Osakidetza respondieron al análisis señalando «la extrañeza que ha generado» su diagnóstico, a pesar de lo cual, lo «estudiarán».

PRINCIPALES PROBLEMAS

En el exterior
El informe señala que en los exteriores de la mayoría de los hospitales se observa falta de plazas de aparcamiento para discapacitados, ausencia de señalización correcta, y hay rampas de inclinación excesiva, entre otros fallos. Asimismo, también se han detectado dificultades en la movilidad entre diferentes edificios de un mismo hospital
En el interior
Se ha comprobado «una importante carencia en cuanto al número necesario de aseos adaptados en las zonas comunes»; o que «en el 84% de las salas de espera no existe una plaza reservada» para las sillas de rueda. El informe señala también que «resulta llamativo el número reducido de habitaciones accesibles en la mayoría de centros hospitalarios» y pone el foco sobre «las dificultades en las consultas de atención ginecológica, que parecen no tener en cuenta la presencia de mujeres con discapacidad»

RECOMENDACIÓN

Diseñar sin mayor dilación una estrategia orientada a la promoción de las condiciones de accesibilidad universal en el sistema sanitario

Fotos

Vídeos