Osakidetza permitirá a los médicos jubilarse a los 68 años

Osakidetza permitirá a los médicos jubilarse a los 68 años

El consejero de Salud, Jon Darpón, anuncia la medida durante su intervención en el 'Fórum Europa. Tribuna Euskadi'

MARÍA JOSÉ CARRERO

Los médicos del Servicio Vasco de Salud tendrán la opción de jubilarse a los 68 años si lo desean. El consejero Jon Darpón ha anunciado la medida este miércoles durante su intervención en el 'Fórum Europa. Tribuna Euskadi'. El motivo por el que se toma esta medida es doble: por un lado, las organizaciones de médicos llevan tiempo demandando un retraso de la edad de jubilación y, por otro, el sistema sanitario tendrá que afrontar en los próximos años la jubilación masiva de profesionales. Por ello, el Gobierno vasco ha aceptado que los facultativos puedan ejercer más tiempo, dado que además quienes son profesores en las facultades de Medicina tienen la posibilidad de continuar en la docencia hasta los 70 años.

La ampliación de la edad laboral para los médicos no es nueva. A finales de 2013, Osakidetza y el Sindicato Médico de Euskadi (SME) alcanzaron un acuerdo para que todos los profesionales sanitarios -no solo los facultativos- puedan continuar en activo hasta los 67 años. Con este pacto, se puso fin a un enfrentamiento alargado en el tiempo con el colectivo de médicos que llevó a muchos profesionales a acudir a los tribunales para conseguir prorrogar su actividad laboral en la sanidad pública. Ahora, Osakidetza ha aceptado sin problemas la petición. «Se tardan al menos doce años en formar a un médico y la gente llega ahora en muy buenas condiciones a la edad estipulada para la jubilación… entonces por qué no ampliarla», ha señalado Darpón.

«Reducir las listas de espera implica racionalizar y organizar mejor»

El consejero de Salud, Jon Darpón, ha defendido este miércoles por la tarde en el Parlamento Vasco que reducir las listas de espera en Osakidetza no pasa solo por invertir en instalaciones y profesionales, sino también por organizar mejor el servicio y "planificar y racionalizar la demanda" de tratamientos.

Darpón ha presentado el "Plan de reducción de listas de espera", que plantea potenciar las operaciones y consultas externas en horario de tarde y derivar intervenciones a centros privados concertados, además de crear listas "compartidas" entre centros y establecer consultas específicas de enfermería, entre otras medidas.

Este plan se ha elaborado a raíz de una petición de EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PP (de quien partió la iniciativa original), aunque los partidos que conforman el Gobierno Vasco, PNV y PSE, en minoría en la Cámara, votaron en contra.

En su comparecencia Darpón ha valorado que Osakidetza cumple con los objetivos de demora aprobados en 2006: 30 días para operaciones de cáncer, 90 para cirugía cardiaca, 180 como máximo para el resto de procedimientos quirúrgicos y 30 para consultas externas.

Tras escuchar al consejero, la parlamentaria de EH Bildu Maider Otamendi ha reconocido que "le gusta la música" del plan, porque incluye "propuestas interesantes", pero ha rechazado otras como la derivación de intervenciones a centros privados y contratar a los propios médicos de Osakidetza para que operen fuera de su horario. Desde Elkarrekin Podemos, Juan Luis Uria ha planteado una generalización del turno de tarde en Osakidetza para aligerar las demoras siempre con carácter "voluntario" y una posible "actualización" de los objetivos de tiempo de espera, algo que Darpón ha dicho que analizará. La popular Laura Garrido ha criticado la "falta de concreción" del plan. Desde los grupos que apoyan al Gobierno, Begoña Otalora (PNV) y Natalia Rojo (PSE) han valorado que las listas de espera de Osakidetza estén por debajo de los ratios de sistemas sanitarios del entorno.

Con este anuncio, el consejero ha culminado su conferencia en el 'Fórum Europa. Tribuna Euskadi', donde ha desgranado los retos de su departamento para atender las demandas que ocasiona el imparable envejecimiento de la población y el consecuente incremento de las enfermedades crónicas. Así, ha resaltado que el sistema sanitario se lleva el 32% del dinero del Gobierno vasco. De esta cantidad, el 68% corresponde a gastos de personal y el 22% a gasto farmacéutico.

En cualquier caso, el consejero ha advertido que lo que realmente está aumentando el gasto en sanidad es la introducción de nuevas tecnologías y los nuevos fármacos. En esta línea, ha demandado a los laboratorios acuerdos «de riesgo compartido» porque «no podemos comprar pastillas, sino resultados».

En su faceta más política, el consejero no ha tenido reparo alguno en censurar al Ministerio de Sanidad porque «se ha quedado sin funciones y pretende recentralizar competencias y no estamos dispuestos a aceptarlo». En este sentido, ha reclamado que se permita a las comunidades autónomas planificar su sistema de formación de médicos residentes.

Asimismo, ha destacado que se ha adoptado el compromiso de convocar "OPE bienales" con las vacantes generadas. Actualmente, se está finalizando la OPE de 2015 con 1.014 plazas y a principios del próximo año se pondrá en marcha la OPE de 2017 con 3.335 plazas. La previsión es que antes de fin de legislatura se convoque una nueva oferta con las vacantes generadas 2018 y 2019.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos