Una de cada cuatro mujeres europeas tendrá discapacidades físicas en 2047

Cinco mujeres jóvenes en sillas de ruedas paricipan en un concurso de belleza. /SERGEI ILNITSKY (Efe)
Cinco mujeres jóvenes en sillas de ruedas paricipan en un concurso de belleza. / SERGEI ILNITSKY (Efe)

En el caso de los hombres el porecentaje se reduce al 17%

EFE

Casi el 25% de las mujeres europeas mayores de 65 años vivirán dentro de 30 años con una discapacidad física que afectará significativamente a su vida diaria, según un estudio publicado por la revista BMJ Open. La investigación desarrollada por el Centro Internacional Wittgenstein de Análisis de Sistemas Aplicados de Laxenburg (Austria) también prevé que, en el caso de los hombres, ese porcentaje podría situarse en torno al 17% en 2047.

Los expertos llegaron a estas conclusiones tras analizar la estadística de la Unión Europea sobre la renta y las condiciones de vida (EU-SILC) en 26 países miembros con ingresos altos y medios -entre ellos España- entre 2008 y 2014. Asimismo, incorporaron los datos de esperanza de vida y proyecciones de población de las tablas elaboradas por la ONU desde 2015 hasta 2050.

Al comparar la cifras actuales y de los últimos años con las previsiones, detectaron que la proporción de afectados por las citadas discapacidades físicas cambiará muy poco durante los próximos 30 años, a pesar, precisan, de que subirá la esperanza de vida en ambos grupos.

No obstante, sostienen, las cifras absolutas aumentarán significativamente como consecuencia del envejecimiento general de la población europea. Esta situación tendrá importantes consecuencias para la planificación de los programas de atención y cuidados, y sobre la formación de profesionales del sector de la sanidad, advierten los investigadores.

Este estudio confirma, además, las previsiones de otras investigaciones y coincide en que más mujeres que hombres sufren "importantes limitaciones" en sus capacidades físicas, ya que presentan problemas de salud de largo plazo y, al mismo tiempo, viven más años. Sin embargo, la salud tanto de hombres como de mujeres parece que se deteriora al mismo ritmo a medida que ambos grupos envejecen. En consecuencia, de aquí a 2047, subrayan, en torno a una de cada cuatro mujeres (25 %) y uno de cada seis hombres (17 %) mayores de 65 años tendrán un problema físico crónico que "restringirá gravemente" sus actividades diarias.

La proporción de la población "no saludable" es muy similar en los 26 países europeos analizados, toda vez que los expertos tuvieron en cuenta las diferencias culturales entre ellos o la calidad de sus sistemas de bienestar social. Por ejemplo, el 20,69 % de las mujeres mayores de 65 años en España presentan este tipo de discapacidades físicas en 2017, mientras que la proyección para las siguientes tres décadas es del 19,86, 19,73 y 20,64 %, respectivamente.

Para los hombres en España, esos números también se asemejan a los del resto de europeos, hasta situarse en el 16,40, 15,88, 15,81 y 16,53 por ciento para 2017, 2027, 2037 y 2047, respectivamente. "A pesar de que las tendencias en la proporción de personas con limitaciones se mantendrán constantes, el número absoluto con limitaciones severas de actividad a largo plazo seguramente aumentará, ya que se espera que el número de personas mayores crezca en la mayoría de los países europeos", escriben los autores del estudio.

En este sentido, insisten, será necesario adoptar medidas para "satisfacer las necesidades" de un número creciente de ciudadanos con limitaciones, como la mejora de las "infraestructuras para personas discapacitadas", tanto en el ámbito público como privado, y la formación "de especialistas y profesionales".

Fotos

Vídeos