Diario Vasco
Cosechadora recogiendo alfalfa en un campo cerca de Owatonna, Minnesota (Estados Unidos).
Cosechadora recogiendo alfalfa en un campo cerca de Owatonna, Minnesota (Estados Unidos). / AP

¿Qué beneficio nutricional aporta la alfalfa?

  • Silvia (Valencia)

  • ¿Cómo debe ser su consumo? ¿Puedo darle este alimento a mi hijo?

La alfalfa germinada se considera «leguminosa», ya que su fruto está recubierto por una vaina, y posee grandes nutrientes. Es una excelente fuente de proteína vegetal y de fibra, alta en vitaminas liposolubles (A y K) y en vitaminas del grupo B, destacando el ácido fólico. También contiene minerales como calcio, hierro, magnesio y potasio. Y todos estos nutrientes ayudan al funcionamiento correcto del organismo.

Por su parte, la vitamina K ayuda a la circulación y la coagulación, reduciendo la presión sanguínea y las hemorragias, y mejorando la cicatrización. Por otro lado, la vitamina A fortalece la piel y las mucosas, y funciona como antioxidante para evitar los radicales libres (oxidación de las células).

Además funciona como diurético, mediante la arginina y asparagina (aminoácidos), potasio, calcio y magnesio. Ayuda a reducir el colesterol, por su contenido de fibra , y mejora el tránsito intestinal, potencializa el sistema inmune y ayuda a mantener la piel sana.

En cuanto al consumo de alfalfa en niños, dentro de una dieta saludable, variada, equilibrada y moderada, puede ayudar al crecimiento óptimo por su alto contenido de calcio. Sin embargo, no hay evidencia científica en adultos ni en niños que indique cuál debe ser el consumo mínimo o máximo.

Una receta original con este alimento es la tosta con queso y alfalfa (ingredientes para una persona:):

•1 pan tostado integral

•1 cucharada de Humus

•40 g de alfalfa germinada

•2 rebanadas de queso fresco

Además, la alfalfa se suele utilizar como decoración en platos de recetas elaboradas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate