Chrysallis muestra su «satisfacción» ante el cambio en la atención a los transexuales

«La atención psiquiátrica generaba situaciones con cuadros de ansiedad y depresión», señalan

IKER MARÍN SAN SEBASTIÁN.

La Asociación de Familias de Menores Transexuales Chrysallis Euskadi muestra una «moderada satisfacción» ante el anunció realizado el miércoles en el Parlamento Vasco por los responsables de la Unidad de Identidad de Género de Osakidetza. «Que esta unidad deje de estar supervisada por el área de Psiquiatría para ser responsabilidad de Endocrinología responde a una demanda que hicimos antes del suicidio de Ekai y que reforzamos tras su muerte», explica la portavoz Bea Sever.

El procedimiento que se seguía hasta la fecha, «de atención psiquiátrica y psicología clínica, durante meses demorando la atención endocrinológica era lo que estaba generando situaciones con cuadros de ansiedad, depresión y malestar entre los adolescentes», añade. Desde Chrysallis siempre habían defendido que «era básico retirar la figura del psiquiatra como fiscalizador del proceso, como alguien que otorgaba o no, según unos criterios muy antiguos, los permisos para el tratamiento endocrinólogo». Otra demanda de Chrysallis que también se ha atendido tiene que ver con acortar los plazos de atención. «En edades en las que el cuerpo está comenzado el desarrollo son muy urgentes», reconoce.

Estas dos novedades, que entrarán en vigor el miércoles 2 de mayo, tienen que pasar a formar parte «cuanto antes» de la nueva Ley vasca de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales que están debatiendo los grupos parlamentarios. «En febrero presentamos nuestro borrador de Ley pero no sabemos en qué punto de las negociaciones están. Hemos pedido una reunión pero no nos contestan», dice Sever.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos