Diario Vasco

Tras dos años de espera logra hacerse una prueba médica por una campaña de firmas

Juan, a la derecha.
Juan, a la derecha.
  • El paciente, un niño de Toledo de cuatro años, se someterá este jueves a una resonancia para descartar una isquemia cerebral

Juan, un niño de Toledo de cuatro años de edad, lleva la mitad de su vida esperando una resonancia que descarte o confirme una isquemia cerebral. Nació con una pequeña hipotonia y padece una leve hemiparesia derecha así como un trastorno de déficit de atención que está afectando a su desarrollo. Sus padres, Jaime Bote y Rebeca Méndez, habían llegado a un estado de desesperación después de que en el hospital Virgen de la Salud de Toledo no les dieran fecha para una resonancia cerebral con sedación de cuyo resultado depende el tratamiento del pequeño.

Hartos de esperar una respuesta de este hospital público y de presentar varias reclamaciones, decidieron hacer público su caso en la plataforma Change.org' y amenazar con acudir a los tribunales. El resultado no ha podido ser más satisfactorio: en poco tiempo han recabado cerca de 3.500 firmas y, lo más importante, este próximo jueves Juan se someterá a la resonancia.

"No estamos hablando de una rotura de hueso ni de un dolor de muelas. Es descartar una isquemia cerebral que, sin entender mucho, nos parece algo grave, pero ves que pasan los días y que no tienes esa cita médica que puede suponer un gran cambio en su vida", explican los padres.

Desde la dirección del hospital toledano achacan tal retraso a "una disfunción de un hospital muy grande que tiene muchos frentes abiertos". De momento, los padres de Juan han ganado una primera batalla con su denuncia pública pero seguirán recogiendo firmas en Change.org hasta que al niño le realicen la resonancia cerebral, no vaya a ser que otra "disfunción" retrase la prueba.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate