Diario Vasco

El Parlamento Vasco vuelve a pedir al Gobierno central un fondo para las víctimas del amianto

Protesta de la Asociación de Víctimas del Amianto de Euskadi frente a los juzgados de Donostia.
Protesta de la Asociación de Víctimas del Amianto de Euskadi frente a los juzgados de Donostia. / MICHELENA
  • En España entre 1994 y 2008 ha habido 3.943 fallecimientos vinculados directamente al amianto

  • España no cuenta aún con un fondo de compensación para estas víctimas como sí existe en otros países como Francia, Holanda y Bélgica

El Parlamento Vasco ha vuelto a reclamar este jueves al Gobierno central la creación de un fondo de compensación para las víctimas del amianto con la aprobación por unanimidad de una proposición de ley.

El pasado mes de mayo, la Cámara de Vitoria se convirtió en la primera institución del Estado en exigir al Ejecutivo de Mariano Rajoy la creación de este fondo pero la proposición de ley aprobada entonces no pudo ser tramitada ante las Cortes porque la Mesa del Congreso la rechazó.

Aquella iniciativa, que también recibió el apoyo unánime de los grupos de la Cámara vasca y que contó con el visto favorable del Ejecutivo de Iñigo Urkullu, se topó sin embargo con el criterio en contra del Gobierno central que argumentó que la aprobación de la proposición de ley supondría un aumento de los créditos presupuestarios.

Esto motivó que la Mesa del Congreso acordará el 13 de diciembre de 2016 no aceptar la toma en consideración por el pleno de esta proposición de ley, según ha recordado hoy el parlamentario del PNV Jon Aiartza.

Por ello ahora en la proposición aprobada se establece que ese fondo irá con cargo a los presupuestos que se aprueben al año siguiente de la ratificación de la ley.

Casi 4.000 fallecidos

En la exposición de motivos de la proposición de ley se recuerda que en España entre 1994 y 2008 ha habido 3.943 fallecimientos vinculados directamente al amianto y se añade que la previsión es que hasta 2023 siga aumentando el número de casos, aunque a partir de esa fecha se estabilizarán las cifras.

También se argumenta que se ha probado científicamente que existe una relación directa entre el amianto y el mesotelioma, y se constata que España no cuenta aún con un fondo de compensación para estas víctimas como sí existe en otros países como Francia, Holanda y Bélgica.

Además se subraya que aunque el amianto ya no existe como problema preventivo, la cuestión radica en que los daños provocados se manifiestan años después y están generando una "gran cantidad de litigios" por lo que se reclama la creación de un fondo de compensación "sin culpa".

Una vez aprobada esta proposición de ley se deberá nombrar a los parlamentarios delegados que la defenderán ante el Congreso.

La Asociación de Víctimas, presente en el debate

Todos los grupos han mostrado su satisfacción por la unanimidad alcanzada. Aiartza (PNV) ha apelado a la urgencia de lograr en España este fondo porque, tal y como ha recordado, "tiempo" es lo que no tienen las víctimas y sus familias.

Desde EH Bildu, Ana Blanco ha asegurado que su formación utilizará todos los recursos para que esta proposición de ley se debata en el Congreso y se logre crear un fondo, que sería "un triunfo de los afectados y de toda la sociedad".

El parlamentario de Elkarrekin Podemos Jon Hernández también se ha comprometido a que sus compañeros en Madrid apoyen esta iniciativa.

Desde el PSE, Gloria Sánchez ha trasladado su deseo de que esta proposición llegue a buen puerto, mientras que Mari Carmen López de Ocáriz (PP) ha abogado asimismo por la creación en Europa de un fondo de estas características.

Durante el debate y aprobación del texto han estado presentes en la Cámara representantes de la Asociación de Víctimas del Amianto de Euskadi, Asviamie.

En declaraciones a los medios su portavoz, Jon García, ha expresado su deseo de acudir junto a los parlamentarios vascos a defender en Madrid "en breve" esta iniciativa.

También ha puesto el acento en la actitud "vergonzosa" de los partidos que aquí aceptan el proyecto y que después en el Congreso "miran para otro lado".

"Les queremos poner ante el espejo de su propia contradicción. Están aquí aceptando una ley que luego sus compañeros en Madrid se olvidan de ella", ha reflexionado.

"A los a los afectados se nos está acabando la paciencia", ha insistido, al tiempo que ha recordado que sólo se ésta reclamando algo que ya existe en otros países europeos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate