Diario Vasco

«Quiero ser madre, pero ahora no es el momento»

  • Gracias a la congelación de óvulos cada vez más mujeres logran cumplir su sueño de ser madres a edades más tardías

  • Los médicos advierten que este tipo de técnicas de fecundidad no deben utilizarse como 'comodín' para retrasar el momento de ser madre

Gracias a la congelación de óvulos cada vez más mujeres logran cumplir su sueño de ser madres a edades más tardías. El tratamiento de estimulación ovárica y de extracción tiene un coste de 2.000 euros y el mantenimiento de las células congeladas es de 300 euros al año. Este procedimiento debe realizarse antes de que la mujer cumpla los 38 años para garantizar su éxito.

La actriz guipuzcoana Nerea Garmendia reveló el pasado día 1 a través de las redes sociales que se había sometido a la vitrificación ovárica para retrasar su maternidad. Otras como Edurne Pasaban, actualmente embarazada, o la presentadora de televisión Paula Vázquez también han apostado por este método. Pero los médicos advierten que este tipo de técnicas de fecundidad no deben utilizarse como 'comodín' para retrasar el momento de ser madre.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate