Diario Vasco

Un estudio alerta que el 67% de los adolescentes vascos no come verduras ni hortalizas

Niña viendo la televisión.
Niña viendo la televisión. / DV
  • Nueve de cada diez personas consultadas en Euskadi respondieron que sus hijos tienen unos «hábitos nutricionales equilibrados», pero los datos demuestran una realidad diferente

El 67% de los adolescentes vascos entre 13 y 18 años no consume verduras ni hortalizas cada día. Este es uno de los resultados del estudio realizado por Eroski Consumer a través del que han querido conocer cómo son los hábitos alimentarios de los pequeños de la casa.

Eroski Consumer entrevistó entre finales de septiembre y primeros de octubre a un total de 1.050 progenitores y otros familiares que se encargan habitualmente de cuidar a los niños en la familia. En el País Vasco fueron 150 personas.

Nueve de cada diez personas consultadas en Euskadi respondieron que sus hijos tienen unos "hábitos nutricionales equilibrados", la realidad es diferente. El 36% de los niños y jóvenes vascos por los que se consultó no incluyen fruta en el desayuno y el 63% toman cereales azucarados o chocolateados.

Por regla general, el 55% no come verduras ni hortalizas a diario y otro 20% tampoco fruta. Sin embargo, el 15% de ellos toman cada día embutidos, el 11% dulces y el 9% bollería industrial. Además, cuando comen, un 19% de los niños por los que se preguntó siempre ve la televisión.

Por último, el 31% de los adolescentes vascos de entre 13 y 18 años por los que se consultó no comen fruta a diario, una proporción que no pasa del 15% cuando tienen entre 7 y 12 años. El 67% tampoco consume verduras ni hortalizas cada día, cuando esa proporción es del 37% entre los niños de 2 a 6 años.

Un buen sistema para regular la alimentación es seguir rutinas diarias para conseguir que el niño interiorice unos hábitos alimentarios correctos. Los datos aportados por el estudio recoge que un 39% de las personas vascas consultadas no planifican los menús de los niños y el 12% tampoco establece un horario regular para las comidas.

Además, el 16% no come a diario con los niños y, cuando comen juntos, un 42% utiliza la comida como incentivo. Por último, el 75% de los encuestados suele tener en casa bollería industrial, gominolas, snacks y alimentos similares que pueden tentar a los niños.

'Hipergrasa'

Los expertos consultados por Eroski Consumer aseguran que la población infantil española presenta una dieta que, en muchos casos, "se aleja de las recomendaciones dietéticas, puesto que es hiperproteica, hipergrasa y pobre en hidratos de carbono". En este sentido, el 33% de los niños españoles de entre 2 y 17 años padece sobrepeso u obesidad, según la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD).

"Son datos preocupantes" alertan, ya que está comprobado que padecer un exceso de peso "tiene un impacto negativo sobre la salud, incluso a largo plazo". Muchas de las dolencias que aparecen en la edad adulta --enfermedades cardiovasculares, diabetes e incluso algunos tipos de cáncer-- tiene su origen en la infancia. Además existe una predisposición de la predisposición a ser un adulto obeso: un 53% de la población adulta en España tiene un exceso de peso.

En el caso de Euskadi, a tres de cada cuatro adultos les preocupa mucho o bastante la obesidad y el sobrepeso infantil. De hecho, consideran que los factores que más influyen a la hora de que un niño sufra un exceso de peso son los hábitos familiares. Es más, nueve de cada diez encuestados vascos considera que tener sobrepeso durante la etapa infantil influye después en la salud cuando el niño se convierte en adulto.