Las 300 residencias de Euskadi tienen receta electrónica y acceso a los historiales clínicos

El consejero Darpón, charlando con los residentes del centro Uzturre, ayer en Tolosa.
El consejero Darpón, charlando con los residentes del centro Uzturre, ayer en Tolosa. / IÑIGO ROYO

Desde su implantación, se han dispensado ya 124 millones de recetas electrónicas, el 96% de las dispensaciones realizadas

JUANMA GOÑI TOLOSA.

El Gobierno Vasco da por finalizado el proceso de implantación de la receta electrónica y de la historia clínica de Osakidetza en las trescientas residencias de personas mayores de Euskadi. Lo confirmó ayer el consejero de Salud, Jon Darpón, durante la visita que efectuó al centro Uzturre de Tolosa , acompañado por la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal; la diputada de Políticas Sociales de Gipuzkoa, Maite Peña, y la alcaldesa de Tolosa, Olatz Peon.

Desde este momento, las residencias de mayores de Euskadi -tanto públicas como concertadas-, podrán utilizar las recetas electrónicas y acceder a las historias clínicas de sus usuarios, lo que constituye, según manifestó el consejero Darpón, «un paso importante en la seguridad de los pacientes residenciales y también de cara a los propios profesionales sanitarios».

Durante la visita de ayer, Darpón y Artolazabal desvelaron el dato de que durante 2016 se recetaron un millón y medio de recetas en las residencias, lo que supone un consumo anual de casi 75 medicamentos por persona residenciada. Además, cerca del 90% de ellas requiere de absorbentes de incontinencia y el 10% de productos dietéticos. En lo que respecta a este año, entre los meses de enero a julio se han dispensado electrónicamente 243.000 recetas. A fecha de hoy, el 60% de las recetas realizadas en este ámbito son ya electrónicas. «Desde su implantación, se han dispensado 124 millones de recetas electrónicas, siendo, actualmente, el 96% de las dispensaciones realizadas», explicó el consejero.

Jon Darpón Consejero de Salud«Es un paso importante en la seguridad del paciente e indispensable para los profesionales sanitarios»

El desarrollo de la receta electrónica en las residencias viene acompañado de la accesibilidad a la historia clínica de Osakidetza que es, desde el pasado año, de uso compartido en el ámbito de las residencias de las personas mayores. Está implantada en más del 90% de residencias y se espera finalizar su operatividad el mes que viene.

Menos errores

El consejero de Salud se felicitó por el despliegue y afirmó que se había cumplido el compromiso adquirido por el Gobierno Vasco con la integración de la receta electrónica en el ámbito sociosanitario. Señaló que la unificación es un paso importante en la seguridad de los residenciados y una herramienta «indispensable» para los propios profesionales sanitarios, ya que se eliminan las recetas en papel y se puede consultar el tratamiento en la historia clínica, «minimizando con ello los errores de medicación y favoreciendo el seguimiento de la adherencia al tratamiento».

Los consejeros Darpón y Artolazabal valoraron el «trabajo coordinado» de las diferentes instituciones para lograr un servicio sociosanitario «puntero, innovador y adaptado a las necesidades».

Fotos

Vídeos