La reincidencia de los menores vascos que delinquen cae un 11% en la última década

Dos policías conversan con un joven./Luis Calabor
Dos policías conversan con un joven. / Luis Calabor

Una media de 40 jóvenes son condenados al mes en Euskadi por lesiones, violencia doméstica y de género o hurtos

SALVADOR ARROYOVitoria

Falta de control parental, no estar implicado en un modelo de ocio organizado o «formar parte de un grupo de iguales» en situación de riesgo. Ese es el contexto en el que se encuentran los menores que delinquen en Euskadi, según ha explicado esta mañana la consejera de Trabajo y Justicia, María Jesús San José, en una comisión en el Parlamento vasco en la que se han analizado los datos del IV Plan de Justicia Juvenil (2014-2018); una valoración circunscrita, en concreto, al periodo 2014-primer semestre de 2016.

La responsable del departamento ha resaltado de este informe realizado por el Instituto Vasco de Criminología de la UPV, especialmente la disminución en 11 puntos que ha experimentado la reincidencia en la última década. Concreta este nivel en el 16,7% actual frente al 28% que se registró en el primer plan de Justicia Juvenil (2003-2007). Lesiones, violencia doméstica y de género y hurtos. Esa es la tipología más común (y en ese orden) que se achaca a los menores, fundamentalmente chicos (suponen un 82% frente a las chicas) de 16 y 17 años. Una media de 40 sentencias condenatorias se emiten de media cada mes.

«Se trata de un dato relevante», ha resaltado San José en referencia a la menor reincidencia. Un dato que se obtiene después de comprobar si las medidas que se adoptan con estos chicas o chicos conjdenados dan o no resultado. En el periodo evaluado se han contabilizado 4.116 infracciones, 2.555 delitos y 1561 faltas (estas últimas habrían crecido de 256 en 2014 a 933 en 2015). El documento advierte también del repunte de otras tipologías delictivas como la violencia filio-parental, que obliga a adaptar «los programas y servicios de intervención».

Tiempos de respouesta bajos

La libertad vigilada, las prestaciones en beneficio a la comunidad y las permanencias de fin de semana son las recursos de aplicación más común; un total de 1.263. «Todas las medidas se han cumplido, por lo que en Euskadi existen los medios adecuados y necesarios para hacer lo que exige el catálogo de la Ley de Responsabilidad del Menor. No se ha derivado a ninguna comunidad autónoma a menores y se han ejecutado esas medidas sin retrasos ni dilaciones», ha remarcado la consejera que, subrayó, se aplicaron con tiempos de respuesta bajos.

El porcentaje de los menores infractores en Euskadi de origen extranjero se encuentra por encima del 25% y es superior al de otras comunidades autónomas. Y otro dato añadido al perfil es que un número significativo tiene conductas de consumo abusivas. «Desde hace años, una de las áreas de intervención es el apartado de salud o biológica-corporal. Siempre en la intervención, se revisa esa situación y si es necesario se aborda. Los chicos y chicas que llegan tienen historia personal más complicada y cada vez es más claro con problemas psicológicos o psiquiátricos». Se ha lamentado el hecho de que en lo que va de año se han sucedido 29 casos de violencia de chicos sobre chicas. «Una realidad que está llegando a la justicia juvenil».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos