La llegada de refugiados incrementa un 50% las plazas de acogida en Euskadi en dos años

La Comisión Interinstitucional, durante su reunión de ayer en Vitoria./MIKEL RRAZOLA
La Comisión Interinstitucional, durante su reunión de ayer en Vitoria. / MIKEL RRAZOLA

Las instituciones trabajan en alternativas residenciales ante la emergencia del 'Aquarius' | Se desconoce la situación de los migrantes del barco, pero sí hay una decisión firme de dar respuesta a «un problema humanitario»

Ana Vozmediano
ANA VOZMEDIANOSAN SEBASTIÁN.

Instituciones vascas y entidades sociales matuvieron ayer un encuentro en el seno de la Comisión Interinstitucional para la acogida e integración de personas refugiadas. Todavía hay muchas incógnitas sobre cómo se va a producir la acogida del buque 'Aquarius', pero si algo tienen claro las instituciones vasca es que sea cual sea el escenario que se maneje, se prestará ayuda a las personas que lo necesiten. «Estamos ante una situación de emergencia», coinciden. De momento, en los últimos dos años se han incrementado las plazas de acogida a refugiados en Euskadi un 50% hasta llegar a las 455.

Formada por representantes de diferentes departamentos del Gobierno Vasco, diputaciones forales, Eudel, las tres capitales, CEAR, Cruz Roja, ACCEM, MPDL, Cáritas y Fundación Ellacuría, la Comisión volverá a mantener un nuevo encuentro el lunes para despejar las incógnitas que pesan todavía sobre la acogida de los refugiados que atracarán en el puerto de Valencia en el 'Aquarius' y sus dos barcos acompañantes, el 'Oriane' y el 'Dattilo' en el que se desplazan un total 629 personas además de voluntarios y tripulación.

El Gobierno Vasco se ofreció al Central para acoger al 10% de estas personas, serían unas 65, en un procedimiento extraordinario, ya que habitualmente es el Estado el que pide a las comunidades autónomas su colaboración según sus disponibilidades. Pese a que no se han cumplido ni los cupos que se pactaron en Europa por parte del Gobierno de Rajoy en 2015, acoger a 17.337 refugiados, Euskadi ha incrementado en los últimos dos años sus plazas de acogida en un 50% por la llegada de ciudadanos de estas características que solicitan el derecho de asilo. Además, hay registrada una lista de espera de 100 personas que no tienen plaza en los recursos sociales. Hay que tener en cuenta que todos los refugiados no proceden del programa de la Unión Europea que se centra en el drama del Mediterráneo. La mayoría llegan a España por otros caauces ensu huida de países que se encuentran en situación de guerra o en los que padecen persecuciones por cualquier razón de tipo político o humano.

Refugiados

Más de mil personas
han pasado por estas plazas, 170 de ellas correspondían a personas que provenían de reubicaciones.
Gipuzkoa
Del total de las plazas de acogida, 455, Gipuzkoa cuenta con 108, Bizkaia con 197 y Álava con 150.
Unión Europea
La Unión Europea asumió en 2015 el compromiso de acoger con reubicaciones y reasentamientos a 182.504 personas, de las que 17.333 debían ser acogidas por España.
El 10%
Solo el 10% de quienes llegan proceden del programa europeo.

El caso es que el drama del 'Aquarius', sus 123 menores no acompañados, 11 niños y 6 mujeres embarazadas, además de heridos y gente muerta de miedo tras haber estado a punto de morir en el mar, ocupó ayer a la Comisión, que analizó los posibles escenarios de acogida e integración de las personas a bordo del buque 'Aquarius' después de que el gobierno italiano rechazara que el barco atracara en sus puertos. Tras el encuentro, el secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, explicó que se trabaja en tres posibles escenarios: dar respuesta a la llegada de un grupo grande; preparar una llegada escalonada de pequeños colectivos y prever también la llegada de personas con necesidades especiales de atención. Añadió que Euskadi trabaja de manera permanente y continuada la situación de acogida de personas refugiadas a través de este foro interinstitucional y social.

Desde esta Secretaría se explicó también que son conscientes de que dependerá de las características de estas personas el tipo de acogida que se utilice. En Cruz Roja, que cuenta con un dispositivo constante, son conscientes de que hay lista de espera para atender a quienes lleguen. «Sin embargo, las instituciones pondrán en marcha recursos adicionales para atender casos de emergencia». En Gipuzkoa, San Sebastián, Eibar e Irún ya se han ofrecido para la acogida.

Fernández mostró la disposición del lehendakari, Iñigo Urkullu, que el pasado domingo recibió a algo más de un centenar de sirios que viven en distintos países europeos y que se reunieron en la Basílica de Loiola, en Azpetia. Allí escuchó el mensaje de muchos de ellos, que aseguraron que pese a las terribles situaciones vividas en muchos casos, «seguimos creyendo en la gente».

Los datos

455 plazas de acogida.
Son las que dispone Euskadi en estos momentos. Hay lista de espera de cien personas.
307 plazas.
Son las que estaban a disposición de los recién llegados en 2016.

Aldabonazo en Europa

Fernández lanzó un mensaje de «cautela y prudencia» ya que aún «hay poca información». Por último, en su valoración Jonan Fernández ha afirmado que esta respuesta debe servir de aldabonazo de denuncia para que «remueva las inercias y falta de respuestas por parte de los Estados de la Europa».

De la misma opinión es la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo que ayer viajó a Valencia para reunirse con el president de la Generalitat, Ximo Puig. «El Gobierno de España ha actuado ante un problema en el que no se puede permanecer de perfil y ha hecho lo que tenía que hacer en el marco del derecho internacional», dijo Calvo.

Por su parte, el president de la Generalitat, Ximo Puig, afirmó que el gesto de la Comunitat y el Gobierno español de acoger a los inmigrantes del 'Aquarius' «puede ser un revulsivo» para que desparezcan los xenófobos y los vientos de fanatismo de algunos gobiernos europeos y pidió a Italia y a Europa que cumplan con la legalidad». El director de Amnistía Internacional en España, Esteban Beltrán, defendió la acogida como una medida valiente, pero alertó que que la acogida del Aquarius es «una medida valiente».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos