Récord: 499 multas en una hora en el tramo navarro de la A-68 dirección Bilbao

Un policía foral tramita la denuncia contra el conductor que iba a 219 kilómetros por hora. /POLICÍA FORAL DE NAVARRA
Un policía foral tramita la denuncia contra el conductor que iba a 219 kilómetros por hora. / POLICÍA FORAL DE NAVARRA

Las sanciones conllevarán la retirada de un total de 424 puntos del carné de conducir de los sancionados y unos cuantos pasarán por el juzgado

DV

La AP-68 fue el martes una cosecha de puntos. Un sembrado de infracciones. En una sola tarde, la Policía Foral navarra denunció nada menos que a 499 vehículos por exceso de velocidad, a los que captó con el radar a la altura de Ablitas cuando circulaban en sentido hacia Euskadi. «Esto es el Oeste», ilustraba ayer un agente para explicar que se trata de un tramo recto y con amplia visibilidad de la Autopista Vasco-Aragonesa donde los automovilistas aprovechan a pisar el acelerador. «Van muy rápidos».

Las imágenes del radar lo demuestran: de todos los infractores, media docena superaron los 181 kilómetros por hora. Y hubo un vecino de Zumarraga -que hoy será juzgado en Tudela, paradójicamente, también en un juicio rápido- que llegó a los 219. Recorrió 95 kilómetros en media hora y le dio tiempo a pagar con tarjeta en dos peajes.

Las multas conllevarán la retirada de un total de 424 puntos del carné de conducir de los sancionados y unos cuantos pasarán por el juzgado. Se supone también que un número importante son vascos, ya que la autopista enlaza Bilbao y Zaragoza. La cifra, nada desdeñable para registrarse en apenas unas horas, representa una singularidad dentro de la operación retorno del puente de agosto: las sanciones triplican la media de ‘fotos’ que realizan otros rádares en el resto de la red viaria.

«Entendemos que se trata de un número muy elevado de casos. Sin olvidar que quienes viajaban por encima de 181 kilómetros por hora se enfrentan a una infracción muy grave», señaló un portavoz de la Policía navarra, quien precisó que los multados suponen el 14% de todos los vehículos que circularon esa tarde por delante del radar. «Hay quien dice que esto es como echar la caña al río porque hemos llegado a interponer hasta un 18% de multas en este tramo», apostillaron fuentes forales.

Los conductores de Madrid y Sevilla tienen más incidentes

Los conductores de Madrid, Melilla y Sevilla son los que presentan más partes a su aseguradora, mientras que los de Teruel, Las Palmas y Lérida son los que menos incidentes tienen al volante, según el I Estudio Nacional del Buen Conductor de Acierto.com, elaborado sobre una muestra de más de un millón de automovilistas. En la zona media de esta lista se sitúan Segovia (con un 19,4% de los partes totales a las aseguradoras) y Álava (18,8%).

Ablitas es una peculiaridad en las estadísticas, un grano en la nariz de Tráfico tanto por el número como por la gravedad de las sanciones. En mayo un conductor vizcaíno fue sorprendido a 213 kilometros por hora. Una vez detenido, dio positivo en los controles de hachís y cocaína. Al revisar su historial, los agentes vieron que iba a ser difícil quitarle puntos porque ya acumulaba dos retiradas previas en su carné. Un año antes, en septiembre, 108 motoristas que se dirigían hacia Alcañiz para asistir al Gran Premio de Aragón de moto GP también fueron cazados en Ablitas. Al decir de los policías, alguno se veía dentro del circuito.

«Leitzaran tiene curvas y pendientes y no invita a correr. Pero este tramo de la AP-68, como le digo, es el Oeste», afirma el agente. «Luego se nos achaca un efecto recaudatorio, pero no es cierto. Los controles responden a un programa establecido porque en esta zona hay una elevada accidentabilidad por exceso de velocidad y salidas de la vía». Aunque la marcha está limitada a 120 kms/h., la Policía foral no activa el radar en este punto hasta los 141. «Y aún así, caen. Es para reflexionar. La gente no se da cuenta de que un despiste o un pinchazo traen consecuencias fatales».

Al vecino de Zumárraga sorprendido a 219 kilómetros por hora e inmputado por un delito contra la seguridad vial, las consecuencias podrían alcanzar de tres a seis meses de prisión y la privación de licencia entre uno y cuatro años. El conductor, de 28 años y que viajaba a bordo de un BMW, fue detenido en el peaje de Imarcoain después de recorrer 95 kilómetros en 32 minutos. Los agentes lograron seguir su recorrido porque «un automovilista avisó de que en sentido Pamplona había pasado un coche como un avión. Nos facilitó el color y vimos que coincidía con el de la fotografía». Las patrullas forales se apostaron en el peaje de Imarcoain, junto a la capital navarra. Por fortuna, el infractor no llevaba el ‘Vía T’. Y paró.

Fotos

Vídeos