Una receta de YouTube para conseguir el mejor tiramisú

Para ser un buen cocinero hay ocasiones en que basta con echarle ganas y tiempo y tener una conexión a internet. Lo ha demostrado Andrea Ciccolella, un joven italiano de 28 años que el pasado domingo ganó la primera Copa Mundial del Tiramisú, celebrada en Treviso y en la que participaron 720 aspirantes. Empleado de una empresa óptica, Ciccolella no contaba con formación de cocinero cuando se enteró de que iba a celebrarse este concurso, pero quiso formar parte y se puso a buscar recetas por YouTube. Decidió seguir el vídeo explicativo de un maestro, Roberto Linguanotto, chef del restaurante Alle Beccherie de Treviso, que asegura haber inventado la receta del más internacional de los postres italianos en los años setenta dándole una vuelta a los dulces tradicionales de la zona.

«Al principio no me salía bien la crema al mascarpone. A veces era demasiado líquida y otras demasiado consistente. Al final fui aprendiendo poco a poco con las instrucciones del vídeo de Linguanotto. Perfeccioné la crema y aprendí a bañar con el café los bizcochos de la manera adecuada», contó el ganador a los medios italianos. Ciccolella ha utilizado durante los últimos meses a sus padres como conejillos de indias para que fueran probando sus progresos hasta llegar a preparar el tiramisú perfecto. Y eso que cuando decidió participar en el concurso «no tenía ni idea» de cómo cocinarlo. Entre los doce miembros del jurado estaba precisamente Linguanotto, el 'padre' de este dulce cuyo nombre viene a significar más o menos en italiano 'levántame'.

Fotos

Vídeos