Así será el próximo rover de la misión Mars 2020 de la NASA

Tendrá 23 cámaras, que incluirán más imágenes en color y en 3-D, para crear panorámicas radicales, revelar obstáculos, estudiar la atmósfera y ayudar a los instrumentos

EUROPA PRESSMadrid

La misión Mars 2020 de la NASA tendrá más "ojos" que cualquier rover anterior, en concreto hasta 23 cámaras para crear panorámicas radicales, revelar obstáculos, estudiar la atmósfera y ayudar a los instrumentos.

Así, proporcionarán vistas espectaculares durante el descenso del rover a Marte y serán las primeras en capturar imágenes de un paracaídas cuando se abra en otro planeta. Incluso habrá una cámara dentro del cuerpo del rover, que estudiará las muestras mientras están almacenadas y se dejarán en la superficie para su recolección en una misión futura.

Este es el conjunto de cámaras previsto: cámaras de ingeniería mejoradas, que fotografiarán en color, mayor resolución y con campos de visión más amplios que las cámaras de ingeniería del Curiosity; Mastcam-Z, una versión mejorada de la MASTCAM de Curiosity con un objetivo zoom 3:1; SuperCam Remote Micro-Imager (RMI), cámara de imágenes remota de más alta resolución que tendrá color, un cambio con respecto a la cámara que voló con el ChemCam de Curiosity; y CacheCam, que observará cómo se depositan muestras de roca en el cuerpo del rover.

Asimismo, incluirá seis cámaras de entrada, descenso y aterrizaje, que proporcionarán el primer vídeo de la apertura de un paracaídas en otro planeta; una cámara del sistema Lander Vision, que utilizará la visión por computadora para guiar el aterrizaje, utilizando una nueva tecnología llamada navegación relativa al terreno; y una SkyCam, un conjunto de instrumentos meteorológicos que incluirá una cámara orientada hacia el cielo para estudiar las nubes y la atmósfera.

Todas estas cámaras se incorporarán cuando el rover Mars 2020 se construya en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL, por sus siglas en inglés) en Pasadena, California. Representan una progresión constante desde Pathfinder y sus cinco cámaras: después de esa misión, los rovers Spirit y Opportunity fueron diseñados con 10 cámaras cada uno, incluso en sus módulos de aterrizaje. Además, el rover Curiosity del Mars Science Laboratory tiene 17.

"La tecnología de la cámara sigue mejorando", dice Justin Maki de JPL, científico de imágenes de Marte 2020 e investigador principal adjunto del instrumento Mastcam-Z. "Cada misión sucesiva puede utilizar estas mejoras, con un mejor rendimiento y menor costo", añade.

Visión 20/20

Las cámaras en 2020 incluirán más imágenes en color y en 3-D que en Curiosity, según asegura el investigador principal para 2020 Mastcam-Z Jim Bell, de la Universidad Estatal de Arizona, en Tempe. La 'Z' significa 'zoom', que se agregará a una versión mejorada de la MastCam de alta definición de Curiosity, los ojos principales del rover.

Las cámaras estereoscópicas de Mastcam-Z pueden admitir más imágenes tridimensionales, que son ideales para examinar las características geológicas y explorar posibles muestras a largas distancias. Las características como la erosión y las texturas del suelo se pueden ver a lo largo de un campo de fútbol. Documentar detalles como estos es importante: podrían revelar pistas geológicas y servir como 'notas de campo' para contextualizar muestras para futuros científicos.

Los rovers Spirit, Opportunity y Curiosity fueron diseñados con cámaras de ingeniería para planear movimientos (Navcams) y evitar peligros (Hazcams). Estas producen imágenes de un megapíxel en blanco y negro. En el nuevo rover, las cámaras de ingeniería se han actualizado para adquirir imágenes en color de alta resolución de 20 megapíxeles.

Sus lentes también tendrán un campo de visión más amplio. Eso es fundamental para la misión 2020, que tratará de maximizar el tiempo dedicado a la ciencia y la recolección de muestras.

Hay un desafío en todas estas actualizaciones: la necesidad de transmitir más datos a través del espacio. "El factor limitante en la mayoría de los sistemas de imágenes es el enlace de telecomunicaciones -señala Maki-. Las cámaras son capaces de adquirir muchos más datos de los que pueden enviarse a la Tierra".

Para abordar ese problema, las cámaras de rover se han vuelto "más inteligentes", especialmente en la tecnología de compresión de datos, y los enlaces de la NASA en sus orbitadores de Marte han sido mejorados, y la misión MAVEN sería aprovechada para facilitar las transmisiones de Mars 2020.

Temas

Nasa

Fotos

Vídeos