Una nueva borrasca traerá vientos de más de 100 km/h, lluvias y nieve a Gipuzkoa

La entrada de la borrasca se ha empezado a sentir esta mañana con el oleaje. / USOZ

Para mañana se ha activado la alerta naranja por fenómenos costeros adversos, con olas de una altura de seis metros

J. PEÑALBA

El tiempo ha respetado la primera gran fiesta de la Navidad. Pese a las bajas temperaturas de los últimos días y las rachas de viento, las condiciones fueron ayer inmejorables para estrenar los regalos que dejaron Olen-tzero. Pero todo cambiará en las próximas horas. Se aproxima una nueva borrasca que dejará vientos de más de 100 kilómetros por hora, lluvia e incluso nevadas por debajo de 800 metros. Para hoy se han activado dos avisos, uno por vientos y otro por fenómenos costeros. Y mañana, la situación empeora: será una jornada desapacible.

El viento ya fue ayer protagonista. Euskalmet registró 109 kilómetros por hora en Punta Galea, 99 en Orduña y 87 en Matxitxako. Hoy, la intensidad será todavía mayor y por ello la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno Vasco advierte de que se pueden alcanzar rachas de 100 kilómetros por hora en las zonas más expuestas. El aviso se activará por la tarde, entre 18.00 y las 24.00 horas. En las zonas no tan expuestas, la alerta entrará en vigor a las 21.00 y se mantendrá hasta las doce de la noche. En estos puntos, las rachas del suroeste superarán los 80 kilómetros por hora especialmente en el oeste de la comunidad.

La cifra

109
kilómetros por hora
fue la racha de viento máxima que se alcanzó ayer en el paraje vizcaíno de Punta Galea
Para mañana se prevé que sople con mayor intensidad, con velocidades de 110 kilómetros. Además, el viento vendrá acompañado de lluvia y la cota de nieve se situará por debajo de 800 metros.

Además, la agencia estatal Aemet activa también el mismo nivel en el mar debido al fuerte viento que se espera. La de hoy será, por lo tanto, una jornada gris y lluviosa. El cielo estará nublado durante gran parte del día, si bien en las horas centrales podrían abrirse algunos claros de manera ocasional.

Se espera lluvia, sobre todo al comenzar la jornada y también al terminar. La cota de nieve descenderá hasta los 1.200 metros, incluso a 1.000 en el Pirineo, aunque por la tarde subirá de forma significativa.

Mañana, peor

En la jornada de mañana, las agencias vasca y estatal coinciden en señalar que el viento provocará un fuerte temporal en la mar. Por ello, se ha decretado la alerta naranja por riesgo marítimo-costero y navegación para las dos primeras millas. La medida entrará en vigor a las 3.00 y se mantendrá hasta las 24 horas. La altura de ola significante subirá rápidamente de madrugada, hasta situarse por encima de los 5 metros. La mar de fondo del noroeste levantará olas de 3-4 metros y el periodo será de 13-14 segundos.

Además, se activará el aviso amarillo por nieve en el interior desde las 06.00 hasta las 24.00 horas. La cota de nieve se situará en torno a los 800 metros. Se esperan chubascos débiles a moderados, frecuentes y abundantes en la vertiente cantábrica y tormentas con granizo.

Con estos ingredientes se espera que la de mañana sea una jornada desapacible, «con más lluvia, más frío y más viento», explican desde la agencia vasca Euskalmet. Los chaparrones serán intensos y frecuentes en toda la zona cantábrica, donde además podrán llegar acompañados de tormenta y granizo. Las lluvias también llegarán al interior, aunque no serán tan abundantes.

Con el descenso de las temperaturas, la cota de nieve caerá y de manera general rondará los 800 metros. No obstante, por la tarde podría bajar algo más, sobre todo al este de la comunidad.

El mal tiempo se mantendrá también el jueves. Se espera una jornada con chaparrones. Las temperaturas en la costa oscilarán entre los 7 grados de mínima y los 11 de máxima, mientras que en el interior de Gipuzkoa fluctuarán entre 4º y 10º. Hay probabilidad de que nieve por encima de 600 metros.

A partir del jueves, sin embargo, se prevé que las condiciones vayan mejorando. De cara a la noche de fin de año, aunque todavía resulta aventurado realizar un pronóstico, los modelos de la agencias indican a día de hoy que podría imponerse los claros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos