Los préstamos entre familiares, o ante Hacienda o ante notario

Las ayudas de padres a hijos para comprarse un piso suponen «un porcentaje pequeño, pero no inhabitual»

A. C. SAN SEBASTIÁN.

Las compraventas de vivienda que se realizan financiadas con préstamos familiares también computan como transacciones pagadas al contado. Este tipo de acuerdos privados no requiere pasar obligatoriamente por notaría, pero sí, al igual que en cualquier movimiento de dinero de unas manos a otras, debe constar el trámite en Hacienda.

El decano de los notarios vascos, Diego Granados, corrobora que «no es inhabitual» esta práctica, especialmente entre padres e hijos, para ayudarles a pagar su primer piso o para evitarles los intereses de un préstamo hipotecario del banco. «No se da todos los días, es un porcentaje pequeño, pero es relativamente habitual», indica haciendo memoria de algunos de los casos que han pasado por su despacho.

Granados advierte de que, con el incremento en los últimos años de las medidas para el control de capitales, en cualquier operación de este tipo «hay que pasar por Hacienda» para que «efectivamente se acredite la fecha fehaciente» de la transacción y exista documentación y «forma de acreditar» la procedencia de dichos fondos. «No basta con decir que estos 100.000 o 50.000 euros proceden de tus padres, tienes que acreditarlo», recalca el notario.

También hay familias que prefieren «firmarlo notarialmente», indica. «A veces porque son los padres de una parte de la pareja los que hacen el préstamo, y quieren que conste en escritura pública por lo que pudiera pasar, por si en el futuro hay alguna reclamación; o para que por ejemplo otros hermanos no se vean perjudicados».

Granados apunta, además, a los límites que existen para transacción de dinero en efectivo. «Los empresarios o profesionales no pueden admitir pagos en metálico en operaciones superiores a 2.500 euros, y entre particulares el límite es 100.000 euros. Nadie puede llevar encima o tener guardada más de esa cantidad sin declararlo en el Banco de España con el impreso S-1. Si pasas por ejemplo la frontera con más dinero, y no lo tienes justificado, te lo pueden requisar», recuerda entrando ya en otro terreno, al margen de las compraventas de vivienda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos