La polémica carta del guardia civil de 'La Manada': «¿Si estabas incómoda, por qué le besaste?»

La polémica carta del guardia civil de 'La Manada': «¿Si estabas incómoda, por qué le besaste?»

El joven ha tenido duras palabras contra la víctima y los medios de comunicación

DV

La carta del guardia civil de 'La Manada' en la Tribuna de Cartagena en la que defiende su inocencia y asegura que no es «ni un violador, ni un abusador». Antonio Manuel Guerrero carga contra la víctima, y le pide que aclare si aquella noche en Pamplona «eran 4 o 5» o si entró en el portal «a la fuerza o a fumarte un porro».

La víctima hace unos días presentó una denuncia por la filtración de sus datos personales y de que la Policía Nacional haya recogido en un atestado todas aquellas páginas que hayan publicado cualquier dato sobre ella.

Antonio Manuel Guerrero, además de poner en entredicho los detalles que se han dado durante toda la instrucción del caso facilita su imagen, su nombre y apellidos completos, junto a su DNI. Un gesto que trastoca las líneas de defensa de 'La Manada'. Los dos abogados han insistido a los cinco jóvenes en no hacer públicos ni sus datos ni su fotografía durante el tiempo que han estado en prisión preventiva, así como después de conocer la sentencia.

El guardia civil de 'La Manada' también critica duramente a los medios de comunicación que han dado cobertura al caso. «Tras cinco meses de deliberación, llegó la sentencia y como si del discurso navideño del Rey se tratase, lo retransmiten todas las cadenas, en directo [...]».

Finalmente, Antonio Manuel Guerrero ha agradecido a forocoches y laburbuja.info, portales online que publicaron los datos personales de la víctima. «Dar las gracias a todas las personas que nos apoyan, en especial a la gente de forocoches y burbuja.info que no se dejan llevar por el rebaño», ha concluido.

La carta íntegra

«Todo comenzó con la burundanga, que por no dejar rastro no lo dejó ni en las diligencias, la violación grupal con penetración vaginal y anal que no provocó ningún tipo de lesión o la extraña agresión sexual en la que la «víctima» junto a los «violadores» buscan un hotel, lo graban y no conforme con eso, presentan la grabación como prueba de cargo.

Con el transcurso de los meses llegó el tan ansiado juicio y con él los primeros problemas: «No es no« pero ahora resulta que la chica dice que ella en ningún momento dice que no. Bueno, pues se cambia el eslogan y no pasa nada: »Si no digo que sí es que no«. Solucionado. - «Yo sí te creo hermana». Pero una duda, ¿Acláranos si eran 4 o 5? ¿Acláranos si entraste a la fuerza o a fumarte un porro? ¿Si estás incomoda, porque te besas con uno en el portal? ¿Cómo podemos justificar la masturbación que protagonizas en el video?

¿De verdad alguien se creerá que cuando tienes el pene en la mano fue porque te tropezaste y te agarraste para no caerte? Es grotesco, yo no lo veo creíble.

Pamplona y Navarra se presentan como acusación popular, porque no piensan tolerar ninguna agresión a mujeres en su comunidad (excepto en la agresión a dos mujeres de Guardias Civiles en Alsasua, ese tipo de mujeres no cuentan, en este caso se manifiestan a favor).

Tras cinco meses de deliberación, llegó la sentencia y como si del discurso navideño del rey se tratase, lo retrasmiten todas las cadenas, en directo y resulta que para el asombro de toda España los tres magistrados absuelven de la agresión sexual.

La muchedumbre que ya tenía organizadas las manifestaciones y preparadas las pancartas, toma las calles y se pregunta: - ¿Pero es que ninguno de los magistrados ve la televisión? - ¿Pero es que ninguno tiene redes sociales? -¿Pero es que ninguno ha leído los artículos del periódico «El Español»? -¿Qué han podido ver para no condenarlos?

Pues han visto un juicio y un sumario, cosa que la inmensa mayoría de la gente no. A todas estas personas les puedo garantizar que, al menos uno de los tres magistrados, le importa bastante poco lo que se diga en la televisión y en las redes sociales. Ellos son jueces y su misión es impartir justicia, no cazar brujas.

Llegó la resaca, y España leyó el voto particular y resulta que la historia no es como contaban. Este juez al que todo el mundo critica (menos la gente del mundo de la judicatura) es un magistrado de la Audiencia Provincial, no es Elisa Beni, Lucia Exteberria o Joaquín Prat. Es una persona seria, profesional y que sabe de lo que habla. Los que no querían legislar en caliente porque Ana Julia Quezada y «El chicle» (que dice que en 7 años estará fuera) merecen una segunda oportunidad, son los mismos que piden la guillotina para «La Manada».»

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos