Una playa en cualquier rincón del mundo

Michael Phelps es el nuevo embajador de Crystal Lagoons, la empresa del científico chileno Fernando Fishmann que tiene más de 600 proyectos de lagos artificiales en 60 países distintos

San Alfonso del Mar, en Chile, fue el primer proyecto de laguna cristalina de Fernando Fischmann. /AFP
San Alfonso del Mar, en Chile, fue el primer proyecto de laguna cristalina de Fernando Fischmann. / AFP
Ana Vega
ANA VEGA

'Una playa en cualquier parte del mundo' podría ser perfectamente el lema de Crystal Lagoons, una empresa chilena que construye lagunas artificiales a lo largo y ancho del planeta. La compañía, fundada por el científico chileno Fernando Fischmann, asegura haber desarrollado una tecnología «pionera, innovadora y respetuosa con el medioambiente», que permite la construcción y mantención a bajo coste de lagos artificiales de tamaño ilimitado en cualquier parte del mundo.

Todo arrancó en 1997 cuando Fischmann, bioquímico de profesión, comenzó a planificar el desarrollo inmobiliario de San Alfonso del Mar en Algarrobo, una pequeña ciudad en la costa central de Chile. A pesar de que el lugar cuenta con una maravillosa vista al mar, la costa es poco atractiva ya que se trata de una zona donde el baño está prohibido debido a las grandes olas y las peligrosas corrientes. Fischmann soñó con crear una enorme laguna con aguas cristalinas color turquesa, que proporcionara a los visitantes la oportunidad de nadar y disfrutar de deportes acuáticos, en un ambiente seguro y limpio. No existía la tecnología capaz de mantener una laguna de tales dimensiones con agua de buena calidad y sin dispararse los costes por lo que el científico chileno se puso manos a la obra para crear su propia tecnología. Montó un laboratorio de experimentación y análisis, y después de 7 años logró desarrollar la tecnología Crystal Lagoons. La 'piscina' de San Alfonso del mar, con más de un kilómetro de largo, fue galardonada con el Récord Mundial de Guinness en 2007 como la laguna cristalina más grande del mundo.

Según se detalla en la web de Crystal Lagoons, la empresa cuenta actualmente con una cartera de más de 600 proyectos en diferentes etapas de planificación, diseño, construcción u operación, incluyendo proyectos en 60 países. Con presencia en los cinco continentes, Crystal Lagoons posee desarrollos en Estados Unidos, Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Egipto, Tailandia, Indonesia, Jordania, México, Brasil, Chile, Argentina, Australia y España, entre otros países.

Efectivamente, en España también hay intención de crear 'laguna cristalina' de Fischmann. La Costa del Sol ha sido el lugar elegido para la inauguración de la primera laguna cristalina en España y Europa. Se trata de 'Alcazaba Lagoon'. La laguna, de 1,4 hectáreas, será el corazón de un complejo de segunda vivienda impulsado por el Grupo Osim y que permitirá la práctica de deportes náuticos sin motor (paddle surf, piragüismo, vela, kitesurf o windsurf). La Comunidad Valenciana, Andalucía, Madrid o la región de Murcia son otros de los destinos que se barajan para próximos proyectos de la multinacional.

Un embajador de lujo

Crystal Lagoons no ha podido elegir mejor imagen para vender sus productos. El estadounidense Michael Phelps, el nadador más laureado de la historia, es el nuevo embajador de esta marca. Según explica la compañía, su objetivo es «llevar la natación y los deportes acuáticos a cominidades de todo el mundo» a través de su tecnología por lo que, qué mejor reclamo que el único deportista que ha logrado 28 medallas olímpicas.

Fernando Fischmann, fundador de Crystal Lagoons, asegura que «es un tremendo orgullo que un gran deportista como Michael Phelps, entregue su tiempo y colabore con la empresa. Creemos que las lagunas cristalinas ayudarán a llevar la natación y los deportes acuáticos a una nueva fase de cara al siglo XXI».

Crystal Lagoons.

Fotos

Vídeos