La playa en la que casi todo está prohibido

En la localidad murciana de San Pedro del Pinatar sepuede multar por hacer nudismo, orinar en el mar o la playa, meter al perro en el agua, ir en bici por el paseo, reservar sitio con la sombrilla, jugar a las palas y escuchar música demasiado alta

EL DIARIO VASCO

Si estas vacaciones visitas la playa de la localidad murciana de San Pedro del Pinatar ten en cuenta que a partir de este lunes, 24 de julio, está casi todo prohibido y al infractor se le imponen cuantiosas multas. O al menos eso denuncian muchos de sus usuarios.

La nueva ordenanza municipal dictamina que se puede multar con hasta 750 euros por meter al perro en el agua. También por ir en bici por el paseo, por reservar sitio con la sombrilla, por jugar a las palas, por escuchar música demasiado alta o por hacer nudismo. Y atentos a la prohibición estrella con la que se les escapa la risa floja: prohibida la evacuación fisiológica en el mar o la playa. Usuarios y turistas se preguntan cómo harán cumplir esta última normativa los agentes de la Policía Local.

Prohibido el nudismo

El hecho de que se multe con 750 euros el nudismo es la que más sopresa e indignación ha generado. La alcaldesa de San Pedro del Pinatar, Visitación Martínez, del PP, no entiende el revuelo causado. Según la regidora, la decisión está motivada por las quejas de los vecinos. A los nudistas de la playa de la Llana, que contaba con una tradición nudista que se remonta al tardofranquismo, les han cortado el rollo. Desde que el acceso al lugar se puede hacer por dos vías, la playa pasó a ser frecuentada por un turismo masivo y familiar que se sentía incómodo ante la contemplación de cuerpos desnudos. «El uso de la playa por nudistas es minoritario, como mucho se cifra en un 10%. Pero el año pasado ya se produjeron bastantes problemas de convivencia», relata Martínez. No habrá vigilantes de la playa a la caza del bañista desabrigado. «Ni vamos a dedicar un servicio extraordinario más allá del habitual», precisa la alcaldesa. Mantiene que la prohibición de «evacuación fisiológica en la playa o en el mar», tiene como objetivo «preservar las normas de higiene en la playa y que se regula en multitud de ordenanzas de la costa a nivel nacional».

Para el presidente de la Federación Española de Naturismo el Ayuntamiento está incurriendo en dos delitos, «uno de prevaricación y otro de desobediencia»,

La primera edil también dice que «en ningún caso se prohíben de forma generalizada los juegos de pelota, sino que se tipifican como una infracción leve sólo cuando causen molestias al resto de personas».

Para el presidente de la Federación Española de Naturismo (FEN), Ismael Rodrigo, la normativa carece de sentido, dado que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos estableció en 2014 que el cuerpo humano no está excluido de la libertad de expresión. En consecuencia, «la desnudez no puede regirse por ordenanzas». «El Ayuntamiento está incurriendo en dos delitos, uno de prevaricación y otro de desobediencia», argumenta Rodrigo, quien aduce que la alcaldesa es conocedora de esta anomalía por cuanto la FEN le hizo llegar sus alegaciones.

Los naturistas arguyen que los munícipes aducían al principio que las dunas de la playa de la Llana eran el escenario del llamado ‘cruising’, encuentros sexuales furtivos entre personas que no se conocen, generalmente gais. Rodrigo subraya que los concejales del PP pronto se percataron del dislate. Mezclar la «exhibición obscena con la desnudez» era incriminatorio y una sinrazón. Aparte de juntar comportamientos dispares, Rodrigo destaca que el Código Penal ya castiga en su artículo 185 el delito de exhibicionismo ante menores de edad. A juicio del presidente de la FEN, se ha creado un problema donde no lo había. «La encuesta más desfavorable para nosotros sostiene que sólo el 7% de los españoles condena el nudismo, al tiempo que agrega que la mitad de la población lo ha practicado alguna vez. Y el estudio más ventajoso indica que apenas el 1% está en contra».

La concejal de Turismo, Silvia Egea, subraya que hace tiempo el refugio de los nudistas dejó de ser un lugar recoleto y aislado. De tres kilómetros de longitud, la playa dispone este verano de un puesto de socorrista. «Hay un tránsito continuo de personas, lo que hace aconsejable regular esta práctica», sostiene Egea.

Para la FEN, sin embargo, el Ayuntamiento debería preocuparse por el deterioro medioambiental del lugar. La construcción de un puerto deportivo ha producido un cambio drástico de las corrientes marinas, lo que a su vez ha ocasionado una regresión de la franja de arena. «Para decirlo sin tapujos, el mar Menor es una cloaca», lamenta Rodrigo.

Único apoyo del PP

La nueva ordenanza del municipio se aprobó sin incluir ninguna de las alegaciones y enmiendas presentadas y con el rechazo generalizado de la oposición (PSOE, Ciudadanos e IU), que la consideran "una de las más duras de España”. El Gobierno municipal, a cargo del PP, se defiende de las acusaciones de partidos y vecinos, remarcando que es un calco de las normativas que hay a lo largo de todo el litoral.

Tanta prohibición ha traído una indignación que ha acabado fastidiando lo que iba a ser un simple día de playa.

Fotos

Vídeos