Pinta la pared de su casa para mostrar la enfermedad que padece y nadie creía

Los médicos afirmaban que los síntomas «estaban en su cabeza» y durante once años padeció una «dolorosa y horrible enfermedad»

Jaimee Rae ha estado 11 años entrando y saliendo del hospital hasta que por fin ha sido diagnosticada de endometriosis. A pesar de no poder trabajar correctamente, socializar o llevar una vida normal, los médicos afirmaban que «todo estaba en su cabeza».

Un día decidió ir a un centro de acupuntura, donde le dijeron que sufría de endometriosis. Una enfermedad ginecológica que produce que el tejido que debería generarse dentro del útero de la mujer, se genere fuera de éste, haciendo que las mujeres que la padecen sufran fuertes dolores y que las impida llevar una vida normal. Tras el diagnóstico, la joven acudió otra vez al médico y fue sometida a una laparoscopia, donde se confirmaron sus sospechas.

Jaimee Rae ha transformado la pared exterior de su casa con el fin de que quien la vea tome conciencia de la enfermedad. La superficie, ubicada en Cardiff, Gales, está pintada de amarillo y negro –los colores con los que se asocia la enfermedad- e incita a cualquiera que pase a hacerse una foto. En ella se puede leer: «La endometriosis existe. La conciencia crece. Búscame en Google. Hazte una ‘selfie’. ¡Pásalo!».

El propósito de Jaimee es que más chicas con la enfermedad se unan a su iniciativa y firmen con su nombre en el muro de ladrillos negros. Si alguna no puede desplazarse hasta el muro, será ella misma quien, bajo una petición, añada el nombre a la pared. «Los nombres están ahí para representar a cada una de las diez mujeres que sufren esta horrible y dolorosa enfermedad», ha asegurado la afectada.

La joven comparte imágenes del muro a través de sus redes sociales para así llegar a más chicas que sufran como ella y decidan participar en el proyecto.

Fotos

Vídeos