Un piloto aborta in extremis un aterrizaje en Loiu, en una jornada con nueve desvíos por el viento

Un piloto aborta in extremis un aterrizaje en Loiu, en una jornada con nueve desvíos por el viento

El vendaval ‘Félix’ azota Bizkaia con registros que llegan hasta los 150 km/h en Orduña

JOSEBA GUZMÁN

El fuerte viento causado por el temporal 'Félix' está provocando problemas en el aeropuerto de Loiu. Nueve vuelos con salida o llegada al aeródromo vizcaíno, dos de ellos de ida y vuelta entre Bilbao y Valencia y entre el aeropuerto de Loiu y Amsterdam, han sido cancelados y otros ocho con destino al mismo, , con origen en Málaga, Bruselas, Fráncfort, Madrid, Tenerife, Palma y Gran Canaria, han sido desviados. Se han suprimido vuelos desde Bilbao a Madrid, Fráncfort, Barcelona y Palma.

Los problemas con el viento han comenzado alrededor de las once de la mañana, cuando un avión de la compañía Vueling procedente de Málaga ha abortado su aterrizaje y ha sido desviado a Barcelona. El avión intentó tomar tierra en las pistas vizcaínas pero tuvo que levantar vuelo ante el efecto del fuerte del viento. A partir de ese momento se produjo una cascada de suspensiones.

Este es uno de los efectos que la borrasca 'Félix' está causando en Bizkaia. Las fuertes rachas han azotado toda la noche el territorio especialmente en áreas de montaña, con registros máximos que han llegado hasta rozar los 150 km/h en Orduña, según los datos de Euskalmet. En Bilbao, a las seis de la madrugada se llegaban a superar los 90 km/h mientras en Vitoria se alcanzaban los 76. El viento, además, ha contribuido a extender algunos incendios forestales desatados en localidades como Zamudio, Karranza, Erandio, Muskiz o Alonsotegi.

El Departamento de Seguridad mantendrá durante toda la jornada el aviso amarillo en los tres territorios. Durante la primera mitad del día, las rachas de viento del suroeste pueden superar los 110-120 km/h en zonas de montaña, especialmente en el oeste. En el litoral no se descarta que rebasen los 100 km/h. Ya por la tarde, el viento tenderá a componente oeste y las rachas aminorarán algo, hasta superar los 100 km/h especialmente en la costa. En zonas no expuestas, como los entornos urbanos, durante la mañana se rebasarán los 80 km/h.

Pequeños incendios

Los servicios de prevención han recomendado extremar la cautela en los desplazamientos por carretera o caminando. Anoche, los bomberos trabajaban en dos pequeños incendios forestales en Muskiz y Alonsotegi, favorecidos por el ventarrón y la subida de las temperaturas y durante la madrugada se han desatado otros en localidades como Zamudio, Erandio o Karrantza.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que ‘Félix’ continuará dejando lluvia en el resto del país, pero sobre todo vientos muy fuertes. La predicción anuncia posibles rachas huracanadas en la comunidad vecina y en Asturias, donde podrían oscilar entre los 120 y los 140 kilómetros por hora, sobre todo por la mañana y después de haber entrado con fuerza durante la madrugada. En ambas comunidades, y también en Galicia, el riesgo es extremo, según estableció anoche Aemet. El temporal irá abandonado Galicia hacia el este, pero aún así lloverá con intensidad y las olas llegarán a nueve metros del altura en buena parte del litoral cantábrico.

Los primeros coletazos del temporal habían llegado el sábado a la Península. En Valdecaballeros (Badajoz), tres personas fueron rescatadas por los bomberos del techo del vehículo en el que viajaban después de que éste quedara atrapado por la crecida de un arroyo. En Sevilla varias calles quedaron anegadas por el agua, mientras los corrimientos de tierra y las balsas provocados por la lluvia cortaron carreteras en Madrid y Castilla y León. El viento, por su parte, obligó a cerrar las estaciones de esquí de Granada, Navacerrada y Ezcaray. Además generó olas de hasta 8 metros de altura en Asturias y Galicia, donde tuvo lugar la rágafa más potente del día: 136,8 kilómetros por hora en Carballeda de Valdeorras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos