Perseguir a un oso con el coche le puede costar una multa de 200.000 euros

El infractor es un vecino de la localidad asturiana de Grado grabó su deplorable 'hazaña' con el móvil

EL DIARIO VASCO

Un vecino de la localidad asturiana de Grado podría ser condenado a una multa de 200.000 euros por un delito contra la seguridad del tráfico y de atentado contra el patrimonio natural. Resulta que se encontró un oso en la carretera y lejos de parar no se le ocurrió otra cosa que perseguirlo y grabar su deplorable 'hazaña' con el móvil. La escena está ambientada por la música, la lleva a todo volumen.

Como se puede ver en el vídeo, el animal huye asustado por la calzada y el conductor sólo se preocupa de su momento de gloria, de grabarlo con el móvil para enseñarlo en las redes sociales. "Tiene la osadía de conducir invadiendo el carril contrario, en una carretera de montaña mojada y además el mismo lo graba con el móvil y encima enseña el cuenta kilómetros" relata indignado Carlos Nores. vicepresidente de la Fundación Oso Pardo.

El vecino de Grado relata en varios medios y en las redes sociales que llegó a circular a 60 kilómetros por hora. La respuesta no se ha hecho esperar porque la Fundación Oso Pardo ha tramitado una denuncia ante la Guardia Civil por un delito contra la seguridad del tráfico y de atentado contra el patrimonio natural, unos delitos penados con hasta 200.000 euros de multa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos