Un perro con tres denuncias por mordeduras ataca a un hombre que hacía deporte en Bizkaia

Imagen del perro que ha dejado así la pierna a su última víctima de un mordisco./J.M.I.
Imagen del perro que ha dejado así la pierna a su última víctima de un mordisco. / J.M.I.

La víctima, de 51 años, sufre un desgarro de su gemelo derecho como consecuencia de la dentellada del animal

IÑAKI JUEZ

Un vecino de Barakaldo, de 51 años, ha resultado herido esta mañana tras ser mordido por un perro en la localidad vizcaína de Muskiz cuando hacía deporte. La dentellada del animal ha sido tan profunda que le ha desgarrado parte del gemelo derecho. «Me han dicho los municipales que no es la primera vez que pasa», se queja la última víctima de un animal que comienza a acumular denuncias por hechos similares, tal y como ha confirmado la Policía Local de esta localidad.

Lo que en un principio iba a ser una relajante sesión de jogging a través del escarpado paisaje del paseo de Itsaslur, que bordea la costa vizcaína jalonada de acantilados hasta llegar a la localidad cántabra de Ontón, se convirtió para J.M.I. en poco menos que una pesadilla. Tras dejar el coche en el mirador situado sobre la playa de esta zona de Muskiz, el hombre inició su marcha hasta llegar al aparcamiento de Kobarón, donde le salieron al encuentro dos perros que se habían escapado de la casa de su dueño situada en los aledaños del mismo.

Uno de ellos, un pastor vasco de color marrón, le mordió en la pierna. Lo que al principio parecía una herida sin importancia se convirtió en una grave dentellada que le había desgarrado parte del gemelo, por lo que tuvo que llamar al teléfono de emergencia '112' para pedir una ambulancia, ya que «mi coche estaba aparcado lejos y no tenía ni tan siquiera teléfono». Precisamente, el hombre que le dejó el móvil le contó que poco antes los canes habían intentado atacarle, pero que logró ahuyentarlos lanzándoles piedras.

«Podía haber mordido a un niño»

Tras ser atendido por los servicios sanitarios de su herida, los agentes de la Policía Municipal de Muskiz le contaron que no era la primera vez que ese animal mordía a alguien y que su dueño contaba ya con tres denuncias previas, la mayoría personas que pasaban por la zona haciendo deporte como él. «No quiero ni pensar lo que hubiera pasado si en vez de a mí hubiera mordido a un niño pequeño. Los fines de semana pasan por allí muchas familias. Es increíble que esto siga sucediendo», lamenta su última víctima.

Al mismo tiempo que era atendido, este hombre cuenta como la pareja del dueño de los perros se disculpaba por la mordedura de unos perros que logran escabullirse por uno de los laterales del muro que rodea la casa donde viven cada dos por tres. Asimismo, este vecino de Barakaldo, que ha tenido que coger la baja por la herida infligida y que precisa de una muleta para poder andar, acudirá el lunes a la Policía Municipal de Muskiz para presentar la correspondiente denuncia. «Ojalá no vuelva a ocurrir algo así, aunque los agentes me dijeron que como el perro no pertenece a una raza peligrosa, poco más se puede hacer», añade con resignación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos