¿Pagarías 1.000 euros por un cuadro pintado por un cerdo?

'Pigcasso' se libró de ser sacrificada en un matadero sudafricano y ahora se ha convertido en un referente mundial del arte abstracto

EL DIARIO VASCO

¿Pagarías 1.000 euros por un cuadro pintado por un cerdo? No. No es una broma. Más de uno ha desembolsado ese dinero y más por una obra de 'Pigcasso'. Sí, el nombre le viene del célebre pintor malagueño Pablo Picasso. Se trata de una cerda que con cuatro semanas de edad fue rescatada de una empresa cárnica sudafricana una activista y fundadora del refugio Farm Sanctuary en Ciudad del Cabo. Joanne Lefson se percató de que su nueva mascota mostraba un inusitado interés por los lápices y pinceles. Le despertó su vena artística a base de premiarle con comida cada vez que daba rienda suelta a su imaginación pintora en un lienzo.

Gracias a su arte, 'Pigcasso', que pesa 200 kilos, ha pasado a ser el primer animal en tener su propia galería de arte. En el mismo se pueden admirar sus creaciones abastractas realizadas, tanto en interiores como exteriores, a base de trazos enérgicos, y en las que dominan los colores rojo, verde, azul y amarillo. Los críticos aseguran que tiene talento.

Su dueña, Joanne Lefson, promociona su arte a través de una cuenta de Instagram en la que cuelga vídeos del proceso creativo de su peculiar mascota. El dinero recaudado con la venta de los cuadros se destina a la financiación del refugio donde vive el animal. Su primera exposición ha tenido lugar en Ciudad del Cabo con el nombre de Oink!, y luego podrá verse en ciudades de todo el mundo, entre ellas París, Berlín y Londres. Se ve que el arte 'porcino' no conoce barreras. Por de pronto 'Pigcasso' es un claro ejemplo de superación. Se libró de ser sacrificada en un matadero sudafricano y ahora se ha convertido en un referente mundial del arte abstracto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos