Osezno convertido en atracción

La presencia del segundo oso hace crecer la alarma en Cabezón de Liébana