Osakidetza no publicará los «resultados definitivos» de la OPE hasta aclarar lo sucedido

Jon Darpón./EFE
Jon Darpón. / EFE

Darpón asegura que «no le temblará el pulso» para tomar medidas «si se objetiva alguna infracción»

Amaia Chico
AMAIA CHICOSAN SEBASTIÁN.

Los aspirantes a obtener una plaza fija en Osakidetza tendrán que esperar a que se aclare y se resuelva el proceso de investigación abierto sobre el supuesto fraude en los exámenes de algunas especialidades médicas para saber si la plaza es suya o no. El consejero de Salud, Jon Darpón, concluyó ayer sus explicaciones en el Parlamento Vasco sobre las irregularidades en la OPE con el compromiso de que no van «a publicar los resultados definitivos» hasta que «no se aclare» lo sucedido. Y lo sucedido, más allá de las denuncias internas, públicas y de las pruebas ante notario, lo determinarán los tribunales si la Fiscalía del País Vasco les traslada denuncia después de la investigación que ha abierto para determinar si existen o no indicios de irregularidad tras las demandas presentadas ya por ELA o anunciadas por otros sindicatos, que ayer pidieron la dimisión del consejero o, como «mínimo», que ponga «su cargo a disposición».

Las sospechas de filtraciones de exámenes en algunas especialidades médicas que han llevado a Osakidetza a paralizar ya cuatro de ellas -Angiología y Cirugía Vascular, Anestesia, Cardiología y Cirugía Plástica- aterrizaron ayer en el pleno de control del Parlamento Vasco, donde los grupos de la oposición reclamaron explicaciones y responsabilidades a Darpón. «No nos temblará el pulso para tomar las medidas oportunas» si se «objetiva alguna infracción», aseveró el consejero, y si «surgen nuevos indicios en otras categorías, las suspenderemos de forma cautelar», añadió. Pero el consejero rechazó las sospechas generalizadas planteadas sobre el conjunto de la oposición, sobre los tribunales médicos que evalúan los exámenes de las 86 especialidades o, directamente, sobre una «práctica histórica» de «corrupción clientelar» en algunos servicios de Osakidetza.

Las parlamentarias de EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PP, Rebeka Ubera, Cristina Makazaga y Laura Garrido, respectivamente, mantuvieron un duro debate dialéctico con el consejero, y cuestionaron «la falta de garantías» en el diseño de la OPE, el papel del IVAP en la elaboración de algunos exámenes y, finalmente, en la reacción a su juicio tardía de los responsables políticos de Salud y Osakidetza tras destaparse el supuesto fraude.

«Somos nosotros los primeros interesados en desarrollar la OPE con todas las garantías, y de preservar la transparencia, la equidad y la igualdad de oportunidades», repitió en varias ocasiones Darpón, quien aseveró que su departamento no tiene «nada que ocultar» y que actuará, desde «la prudencia y sensatez», pero con «contundencia» si se demuestran irregularidades. «Si alguien tiene alguna prueba, que la presente en Osakidetza o en la Fiscalía», animó, además, como reproche a Elkarrekin Podemos por acudir antes al notario o a la prensa que a denunciar sus sospechas ante los responsables de investigarlas.

Nuevas medidas

Darpón recordó los números de una OPE que pretende «dar estabilidad al 95% de la plantilla» de Osakidetza, y defendió que para esta convocatoria se han adoptado medidas inéditas con el fin de ofrecer más garantías. «Los tribunales son paritarios, por primera vez la primera prueba la elaboró el IVAP con profesionales de prestigio, previo acuerdo con los sindicatos, y bajo cláusulas de confidencialidad», se ha establecido una cadena «de custodia» de los exámenes, mejorado el sistema de corrección o se ha modificado el peso de cada prueba.

«La teórica supone el 65% de la nota final y, la segunda, el caso práctico el 35%», donde se han detectado los casos más sospechosos. Un órgano independiente, recordó Darpón, evalúa ahora de manera «exhaustiva» la «coherencia» de todos los resultados de la OPE. Y hasta «aclarar» todo el proceso no se «publicarán los resultados definitivos.

Tras la denuncia presentada por ELA, que la Fiscalía investiga primero de forma interna, los sindicatos ESK y LAB anunciaron también ayer que aportarán las pruebas que tienen al Ministerio público de Euskadi la próxima semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos